Se aceptan donativos, cohechos impropios y mecenas

domingo, 20 de febrero de 2011

La TV3 en la Comunidad Valenciana

Algunos datos para tener en cuenta a la hora de opinar sobre el cese de la emisión ilegal de TV3 en la Comunidad Valenciana, con sucesiones de vestiduras rasgadas y hasta cuando los primos hermanos del norte lo comparan con dictaduras.

Las últimas audiencias registradas en la Comunidad Valenciana, enero de 2011, situaban a TV3 en la cola de las 30 televisiones, exactamente en el puesto 27 con un 0,3% de cuota de pantalla. Incluyendo los picos de share por el fútbol. El 0.3% son unos 7.000 espectadores. Canal 9, en 4º lugar, tiene un 7,9%. En Cataluña, por el contrario, no se puede ver la televisión valenciana Canal 9.

Hay programas de Canal 9 imbatibles en la Comunidad Valenciana. Notablemente de producción propia, en valenciano y con temas valencianos, como la serie L’Alquería Blanca, que un domingo tras otro es el programa más visto en su franja horaria en la Comunidad Valenciana, alcanzando cuotas estratosféricas del 22,7% y más de medio millón de espectadores. Tarancón, El Quinto Mandamiento (con Pepe Sancho de cardenal Tarancón), arrasó con el 14.5%, la miniserie Flor de mayo, de Blasco Ibáñez, se disparó hasta el 21,9% y el humor en valenciano de Socarrats se sitúa en un 18,5%.

En la Comunidad Valenciana se ha estado emitiendo TV3 durante casi 25 años, mientras que en Cataluña se emitió Canal 9 solo un año y siete meses, desde el 19 de agosto de 2008 hasta el 19 de marzo de 2010 en que cambiaron la señal de Canal 9 por la internacional TVVi. No era cuestión de audiencias pues las de Canal 9 en Cataluña (0,7%) superan siempre a las de TV3 en la Comunidad Valenciana.

Las últimas mediciones antes del cierre de Canal 9 en Cataluña arrojaban los siguientes datos de audiencias:
Enero 2010, Canal 9 en Cataluña: 0.7% ; TV3 en la CV: 0.6%
Febrero 2010, Canal 9 en Cataluña: 0.6% ; TV3 en la CV: 0.5%

Para colmo, cuando CiU acudió protestando al Parlamento Europeo, la resolución de Bruselas dio la razón al president Camps y negó que se incumpliera la directiva europea que "garantiza la libertad de recepción y no obstaculizar las emisiones de otros Estados miembros" dado que "no estamos ante este caso porque son emisiones de una cadena española en territorio español".

En definitiva, apenas entre 7.000 y 14.000 espectadores veían de vez en cuando la televisión catalana TV3, pese a los más de 17 millones de euros que ha regalado la Generalitat Catalana a Acció Cultural del País Valencià para que promuevan la cultura catalana en Valencia. Estos datos deberían hacer reflexionar, al menos a esas agrupaciones valencianas netamente catalanistas, que sienten profunda repugnancia por su propia cultura, que les entran picores con solo oír hablar del Reino de Valencia, del Palleter o de Blasco Ibáñez.

17 comentarios:

  1. En mi opinión, los valencianos deberían estar de fiesta y celebrarlo. :)

    ResponderEliminar
  2. Ni pa eso da, lluvya, lo cierto es que al 99.9% de los valencianos se la repampinfla si emiten o no TV3, porque no la ven.

    ResponderEliminar
  3. Curiosa forma de aplaudir el cierre de emisiones de un medio de comunicación; supongo que por share, el cierre de éste Blog o de Hispalibertas también lo aplaudirías con el mismo regocijo que aplaudes el cierre de TV3.

    No tengo tiempo ahora, pero te voy dando alguna indicación: cuando hablas de "los picos de share por el fútbol" (también hubieses podido incluir los de la Fórmula 1) entiendo que te refieres a que tú ves el fútbol por Canal 9 o no lo ves.

    Para que lo entiendas: para que tú puedas argumentar tal como lo haces en este artículo, previamente se han cortado las emisiones de TV3 cada vez que Canal 9 emitía un partido de fútbol o las carreras de F1. ¿Que sale un share ridículo de TV3? Por supuesto: a no ser que quisieras ver una pantalla en negro, el fútbol o la F1 lo tenías que ver por Canal 9 o no verlo, como supongo harías tú y como tenía que hacer yo.

    Aunque, como ya te he dicho, el argumento del sahre para aplaudir el cierre de un medio de comunicación me parece un poco triste, ya hablaré más tarde de las fechas que eliges para comparar el share de TV3 con el de Canal 9.

    ResponderEliminar
  4. No te equivoques, ni inventes, yo no aplaudo el cierre de emisiones de un medio de comunicación que, además, soy de los poquísimos que lo veía.

    ResponderEliminar
  5. Si no lo aplaudes, ¿a qué vienen los datos de audiencia como información imprescindible a "tener en cuenta a la hora de opinar sobre el cese de la emisión ilegal de TV3 en la Comunidad Valenciana"?

    ¿Me equivoco al deducir que lo que estás diciendo es que "a los valencianos se la repampinfla si emiten o no TV3" porque "apenas entre 7.000 y 14.000 espectadores veían de vez en cuando la televisión catalana"? ¿O es que acaso tú no estás entre esos valencianos y se te ha olvidado comentarlo?

    ResponderEliminar
  6. No Koko, es que eso son hechos, no es una opinión. Parece que prejuzgas y haces un juicio de intenciones. Si quieres mi opinión, ahí va:

    Yo veo la TV3 si está en el dial, como cualquier otra, cuando zapeando encuentro algo que me interesa. Si emiten TV3 en Valencia me parece bien, y si no, también. También me parecería bien cualquier otro canal, ya sea Telemadrid o la francesa Arte, que seguro harían grandes audiencias con la cantidad de gabachos y madrileños que viven aquí. Lo demás, a favor o en contra, me parecen histerismos, y es un hecho que a la inmensa mayoría se la repanpinflan.

    Una cosa más: por supuestísimo que cualquier medio que hace cifras de audiencia inviables debe cerrar. Así es el mercado, lo demás es mamandurria para privilegiados que se forran a costa del erario.

    ResponderEliminar
  7. ¿Hechos? Ya lo creo, y manipulados, también. Eliges Enero de 2010 (0,6% de audiencia) y Enero de 2011 (0,3%) para dar los datos de audiencia de TV3 en la Comunidad Valenciana.

    En Diciembre de 2007 toda la provincia de Alicante deja de recibir la señal de TV3; en Noviembre de 2008 (tras el preacuerdo para la reciprocidad de las emisiones entre ambas autonomías) deja de verse en La Ribera Alta y en La Costera tras el cierre de otros dos repetidores; en Octubre de 2009 (cuando el TSJ autorizó el cierre del repetidor que daba cobertura a Valencia), sólo quedaban activos éste, el que daba cobertura a Gandía y los de la provincia de Castellón. Con esta cobertura aportas los datos de audiencia de TV3 en la Comunidad Valenciana. Muy bonito.

    Para los datos de Enero de 2011 ya se habían cerrado también los repetidores de Catí (Abril de 2010), de Morella (Junio) y del resto de ayuntamientos del norte de Castellón (catalanistas todos, por supuesto) que daban cobertura a las emisiones de TV3.

    Y a eso sumemos las desconexiones forzadas de las emisiones de TV3 en la Comunidad Valenciana durante las retransmisiones deportivas (fútbol y F1), principal fuente de audiencias en las televisiones autonómicas.

    Debe resultarte muy satisfactorio dar datos que te dan la razón, aunque esos datos sean una auténtica falacia.

    Sobre la reciprocidad de emisiones, en Agosto de 2008 es cuando se llegó a un preacuerdo para esa reciprocidad, habilitándose el canal 43 para que Canal 9 se viese en Cataluña; mientras tanto, Camps no sólo cerró dos repetidores de Acció Cultural, sino que envió misivas amenazantes (en Marzo de 2010, una de las fechas que has incluido en tu artículo) a los Ayuntamientos que habían instalado repetidores para emitir TV3.

    Pero si quieres podemos hablar también de las audiencias de Punt 2, también con programas imbatibles de producción propia y con temas valencianos. A muchos valencianos (siguiendo tu misma teoría) se la repampinflaría si lo cerrasen; como siempre, otros estaríamos en contra de su cierre, porque no sólo son las audiencias las que deciden qué programas son de calidad (y Punt 2 tiene muchos, aunque lo vean menos de 7.000 valencianos "de vez en cuando").

    ResponderEliminar
  8. No te entiendo. Las fechas que he puesto no son al azar, pues claro, son dos hitos en la relación recíproca entre comunidades. Enero de 2011 son las últimas audiencias registradas de TV3 en la Comunidad Valenciana; enero y febrero de 2010 son las últimas mediciones de TV3 y C9 antes del cierre de Canal 9 en Cataluña. Puedes coger las fechas que quieras si estas no te gustan, el resultado será siempre que no tiene apenas audiencia (no siendo medio privado, sino a base de dinero de todos). Otra cosa fue en sus inicios, cuando no había TVV, y muchas buenas series y otros programas solo estaban en la TV3. Luego llegó la competencia y con ella el pastel de la publicidad, razón por la que la G. catalana cerró C9 y lo cambió por YVVi (donde no están los programas de éxito comercial).

    El cierre de repetidores de Acció Cultural es lo normal, dado que son ilegales. Todo lo no sujeto al acuerdo de reciprocidad es ilegal, así que tampoco entiendo tu indignación. Por eso se impugnan las subvenciones de una comunidad ajena, la catalana, a organizaciones que difundan su ideario en la CV. Lo normal. Sería como si Esperanza Aguirre financiara "Acción Cultural Castellana de la Región Catalana".

    Y Punt 2... en mi opinión, si no es rentable, que no lo es, debe cerrar. Eso antes de privatizar todas las cadenas de autobombo partidista, o públicas de comedura de coco ideológica, es decir, todas las autonómicas. Eso y liberalizar el espectro audiovisual, acabat con el sistema de concesiones, para que cualquiera que quiera y pueda, emita lo que le venga en gana, con su dinero. Después la gente escogerá, o leerá un libro.

    ResponderEliminar
  9. La competencia llegó mucho antes de que la Generalitat de Cataluña cerrara Canal 9; y mucho antes de que le concediera el canal 43 de la TDT. No, la Generalitat de Cataluña no cerró Canal 9 por sus programas de éxito comercial, José: Marzo de 2010 es la fecha en la que la Generalitat Valenciana (la de aquí, no la de allí) amenaza incluso a los Ayuntamientos (no a Acció Cultural, amigo) con fuertes multas si no dejaban de emitir TV3 para sus vecinos.

    En esas fechas, si lo recuerdas (y sé que lo recuerdas), estaba vigente un preacuerdo para emitir recípocramente; pero la Generalitat Valenciana ni cedió espacio a TV3 ni dejó que otros (entre ellos algunos Ayuntamientos) se encargaran de cumplir esa reciprocidad. ¿Debía mantener la Generalitat de Cataluña las emisiones de Canal 9 mientras la Generalitat Valenciana cerraba los repetidores que emitían TV3? No sé de qué te indignas tú, José; a no ser que creas que los catalanes son gilipollas y que deberían haber mantenido las emisiones de Canal 9 mientras aquí algunos aplaudían los cierres institucionales de TV3.

    Y eso de prohibir la difusión de idearios distintos al tuyo ha sonado muy mal. ¿Prohibimos la publicidad turística de España en el resto del mundo porque así se difunden las teorías marxistas de Zapatero? ¿O qué es lo que estás diciendo?

    Y no, los datos de audiencia no los puedes comparar, ni tan siquiera con Punt 2, porque TV3 no jugaba con las mismas cartas que el resto de cadenas de televisión en la Comunidad Valenciana; me parece alucinante que mantengas semejante argumento sabiendo que es una falacia.

    Y por supuesto, tú puedes abogar por la privatización en base a la nula rentabilidad de las televisiones públicas; y los programas de producción propia (esos con los que te muestras tan orgulloso) los tendremos que buscar en Madrid y en Barcelona, que es donde se generan audiencias masivas. Ya se sabe: las audiencias mandan. Y 10 millones de clientes frente a los 4 de aquí es mucha diferencia como para arriesgar el capital en series que hablen de alquerías blancas o en shows de humoristas cuyo humor sólo se entiende aquí, ¿no te parece?

    ResponderEliminar
  10. Asumo que debo expresarme bastante mal, pero tú sigues proyectando prejuicios: "prohibir la difusión de idearios distintos al tuyo", ¿¡locualo!? ¿cuándo he dicho eso?
    He dicho, y no es una opinión, que el Consell impugna "las subvenciones de una comunidad ajena, la catalana, a organizaciones que difundan su ideario en la CV", lo que sería como si Mas impugnara las subvenciones de Esperanza Aguirre a "Acción Cultural Castellana de la Región Catalana" en territorio catalán.

    Porque hablamos de lo público de una comunidad pagando una ideología muy concreta de la extrema derecha catalana, el ultraregionalismo separatista -inconstitucional y antisistema- en otra comunidad distinta. Si esa ideología se difunde por entidades privadas no tengo nada que decir.

    Como sabrás, los artífices de esa estrategia son Jordi Pujol, su íntimo Félix Millet (el del saqueo del Liceu, cuyo padre escapó de Barna al bando nacional en el 36) y su otro amigo íntimo Eliseu Climent, el rei de les subvencions (lee el enlace), de Acció Cultural, dueño de El Temps, de Edicions del País Valencià, Tres i Quatre editorial y librerías o el edificio El Siglo en pleno centro de Valencia, del que vendió una parte el agosto pasado forrándose todavía más (lee el enlace).

    Finalmente surge la gran discrepancia. ¿Sociedad civil subvencionada o no? Puedo entender que hace 35 años se decidiera implementar lo privado desde lo público, siguiendo la tradición intervencionista y estatista del franquismo. Si no había, por ejemplo, sindicatos independientes, se podía adaptar el modelo vertical a los nuevos tiempos, y donde ya no estaba el INI entraron ministerios, comunidades y ayuntamientos. De la rtve 1 y 2 aprendieron a crear medio centenar de máquinas de propaganda. Pero hoy son otros tiempos. La privatización NO es en base a la nula rentabilidad (aixó a més a més), es por un principio democrático. Tu forma de verlo denota una nula confianza en la gente, el pueblo, que se expresa cada día sintonizando una u otra cosa. No se trata de que me muestre "orgulloso" de la producción propia (no he visto ninguno de los programas citados, nunca), se trata de que por las cifras sabemos que cuando se hace algo de calidad sobre temas que interesen el mercado responderá. Y son mucho mercado esas cifras desde 500 mil a 700 mil personas viendo Flor de Mayo, o mucho más con los informativos. Dejar un canal público mínimo puede ser una opción, pero nada más, aunque esto sea lo último que querrían Camps, Mas o cualquier otro de nuestros aristócratas.

    Eso en cuanto a financiación pública, y sobre las emisiones ilegales dado que tienen el monopolio para conceder licencias, cada gobierno actúa como dictan las urnas, por eso el Gobern cerró hace un año las emisoras de esradio (la de Losantos) en Barcelona y Tarragona, pero no cerró las otras 184 emisoras ilegales que había y hay en Cataluña, igual como el Consell cierra ahora TV3. Y no pasa nada... En Barcelona han conseguido reunir 120 personas, y en Valencia "centenares"

    ResponderEliminar
  11. Así que TV3 es inconstitucional y antisistema... en fin, que los centros aragoneses con sus jotas y los centros asturianos con sus sidras deberían tener prohibidas las subvenciones de Aragón o de Asturias porque vienen a invadirnos. A impugnar sea dicho.

    Ahora continúo, que me voy al curro.

    ResponderEliminar
  12. Antes que nada, los prejuicios los puede tener quien prohíbe, quien impugna subvenciones o quien aplaude las restricciones a las emisiones de un medio de comunicación; no sé cómo puedes afirmar que quien tiene prejuicios soy yo.

    Justificas la impugnación de las "subvenciones de una comunidad ajena, la catalana, a organizaciones que difundan su ideario en la CV"; no sé, justificar que se impugnen unas subvenciones porque el ideario de una asociación (legal, registrada, autorizada o como quieras llamarle) no es el mismo que el tuyo es abogar por su prohibición o, como mínimo, intentar que concurra a esas subvenciones en desigualdad de condiciones.

    Tampoco es que ni tú ni yo tengamos mucho que decir sobre cómo se gastan las subvenciones en una administración a la que no contribuimos, pero bueno, hablar podemos hablar todo lo que quieras, aunque sus contribuyentes estén más o menos de acuerdo con ese tipo de subvenciones (igual que los contribuyentes de Aragón o de Asturias pueden aplaudir las subvenciones a los centros aragoneses o asturianos de otras comunidades o de otros países).

    Supongo que te llevarías las manos a la cabeza si yo predicase la prohibición de que Madrid pueda subvencionar la promoción de la cultura castellana a través de una asociación ubicada en Valencia, o si lo prefieres prohibir la promoción y difusión de la cultura española en Francia. A no ser que yo tuviese algún prejuicio contra el castellano o lo español, argumentar esa prohibición me resultaría muy complicado, independientemente de que las subvenciones salieran de un gobierno de extrema derecha o de un gobierno de extrema izquierda.

    Por supuesto, la estrategia salió en su día de CiU, que fue quien gobernó la Generalitat durante varios lustros; continuó con la izquierda; y continuará otra vez con CiU. ¿Ideología del ultraregionalismo separatista inconstitucional y antisistema? Bueno, es una forma un tanto agresiva de decir que tú no piensas igual, pero tampoco voy a entrar en cuestiones semánticas ahora.

    Sobre los monopolios para conceder licencias, y como ya te he repetido varias veces, existía un preacuerdo del cual se benefició Canal 9 (que podía verse en Cataluña) y que se encargó de sepultar Camps: primero, por negarse a ceder alguno de los cinco canales libres que tiene asignados y segundo prohibiendo que otros cumplieran con esa reciprocidad que ellos mismos (nuestros representantes) decían anhelar.

    Por último (me dejo el tema de la sociedad subvencionada para cuando tenga un poco más de tiempo), indicarte que te has dejado la reunión de Castellón. Sí, ya sé, en Valencia sois muchos más y nosotros, además de ser pancatalanistas, no pintamos nada; pero es que es aquí donde más demanda hay de TV3. Aunque seamos sólo un 10% de la población, ¿ni tan siquiera a ver TV3 tenemos derecho ya?

    ResponderEliminar
  13. Entro sólo parcialmente en lo de las subvenciones (me pueden las ganas de debatir).

    No es que no confíe en la gente o en el pueblo; de quien no confío es de las televisiones privadas.

    Los programas de difusión científica, o los programas de cultura general, o los programas que promocionan lugares recónditos de nuestras propias tierras (y no hablo sólo de Valencia o de Castellón, sino también del resto de España) no tienen ni tan siquiera un hueco en las madrugadas de las televisiones privadas, que prefieren (por supuesto, porque es más rentable) un Tarot del 807 o los juegos del 806.

    Y no confundas la democracia con la libertad de empresa o de comunicación, porque éstas forman parte de aquélla, pero la democracia abarca mucho más, incluida la cultura (la de los prefijos de tarificación especial y, por supuesto y sobre todo, la que no es rentable para los medios de comunicación privados).

    ResponderEliminar
  14. La impugnación NO es a TV3, sino respecto a las subvenciones que otorga una comunidad ajena a una organización de la CV, Acció Cultural, y NO es porque su ideología me guste o no: es que no se puede -o debe- adoctrinar desde lo público, sea cual sea la ideología. Si mañana triunfaran en Cataluña los comunistas no se debería permitir que, con dinero público, se financiara la difusión de la dictadura del proletariado catalán en otras comunidades. Dicho esto, el día que TV3 quite el mapa dels paisos catalans y deje de ofender a todo un pueblo hablando de país valencià, igual el adoctrinamiento separatista pasaba mejor en Valencia.

    "Supongo que te llevarías las manos a la cabeza si yo predicase la prohibición de que Madrid pueda subvencionar la promoción de la cultura castellana a través de una asociación ubicada en Valencia, o si lo prefieres prohibir la promoción y difusión de la cultura española en Francia".
    Vuelves a mezclar cosas. Acció Cultural no promueve la cultura catalana, difunde una ideología concreta de una parte de sus ciudadanos, el ultraregionalismo separatista. Ideología esta claramente inconstitucional y antisistema, etnicismo identitario típico de cualquier derecha muy corrupta dirigida por la alta burguesía. Con dinero público. Como si el gobierno de España con Aznar financiara la difusión de los populares en Francia. La cultura catalana es otra cosa, mucho más grande y bonita, te lo dice uno que estuvo viviendo en el Monasteri de Montserrat, y fue de las mejores experiencias de mi vida.

    Lo de els de la Plana, Alacant y Valencia tiene su miga, lo sé igual que tú, es lo que hay. Cuando estuve en unas fiestas de Alicante gritaban todos aquello de "puta Valencia" y se volvían locos "contra el imperialismo valenciano" (los de Alicante son quienes nos metieron un president murciano) y este verano en el Alto Palancia resultó que son churros (yo no lo sabía), y me despertaban cada mañana con una jota aragonesa (dicho lo cual, me encantó). Supongo que la cosa viene desde Jaume I, cuando creó un reino extensión de una ciudad cap i casal). En esto reconozco que estoy cambiando mi percepción, y cosas que daba por sentadas ya no las tengo tan claras (entre otros, gracias a tu blog... yo pensaba que cualquier valenciano se emociona el nou d´octubre).

    Pero eso de que los de Castellón sois pancatalanistas no te lo crees ni tú, no hay más que ver quién os gobierna elección tras elección. El catalanismo tuvo gran aceptación en Valencia capital, cuando éramos todos virginales ingenuos en esto de la democracia. Entonces se forraban a tope (ahí, en Tres i Quatre, con banderas inconstitucionales forrando las paredes, compré yo los libros de Fuster y todavía me sé de memoria media discografía de Llach). Luego el lobo enseñó la patita y se vio claramente que todo es un negocio de la alta burguesía barceloní, mucha germanor y mucha hostia mientras no les toquen a ellos el bolsillo: llámalo plan hidrológico, AVE a Barna o puerto de Valencia.

    "No es que no confíe en la gente o en el pueblo; de quien no confío es de las televisiones privadas".
    ...Privadas que programan aquello que pide el pueblo.

    "Los programas de difusión científica, o los programas de cultura general, o los programas que promocionan lugares recónditos de nuestras propias tierras (y no hablo sólo de Valencia o de Castellón, sino también del resto de España) no tienen ni tan siquiera un hueco en las madrugadas de las televisiones privadas, que prefieren (por supuesto, porque es más rentable) un Tarot del 807 o los juegos del 806".
    Así es. Ya ves, CNN+ alcanzó su pico de audiencia en cuanto programaron Gran Hermano 24 horas. Muchos países han adoptado distintas soluciones, desde un impuesto para ver una pública de calidad (en Reino Unido) hasta un buen canal cultural estatal (los últimos tiempos rtve 2, y no es coña, ha conseguido tener una programación interesantísima y de excelente calidad).

    ResponderEliminar
  15. "Pero eso de que los de Castellón sois pancatalanistas no te lo crees ni tú".

    Evidentemente. Se trataba de una ironía; he citado expresamente al Ayuntamiento de Catí (uno de los ayuntamientos a los que se amenazó para que dejasen de dar cobertura a TV3) porque ese Ayuntamiento es del PP. Podría citarte también al de Ares del Maestrat (también del PP) o incluso a Alberto Fabra, que hoy han aparecido en la prensa local (cada cual a su manera) reclamando una solución para que TV3 se vuelva a ver en Castellón.

    El problema no es Acció Cultural, José; el mismo rasero se ha utilizado con Acció Cultural que con los Ayuntamientos de Morella o de Catí, que sólo actuaron ante una demanda de sus ciudadanos, igual de valencianos que los de Valencia. El problema es que algunos prefieren taparse los ojos y, de paso, tapar los ojos a los demás para que la realidad cultural que nos une con los catalanes (con la lengua como principal evidencia) quede reducida a un simple intento de extraña invasión de los bárbaros del norte.

    Ese adoctrinamiento que tanto te repugna sólo puede conseguirse tapando la boca a otras realidades o persiguiendo desde las propias instituciones a los discrepantes, incluyendo a asociaciones e incluso a Ayuntamientos; y justo eso es lo que ha estado ocurriendo desde que el PP ganó la Generalitat Valenciana.

    La demostración de que tú aplaudes esa persecución y que comulgas con ese adoctrinamiento es que hablas como pueblo valenciano exclusivamente desde tu visión de la realidad social de la Comunidad Valenciana, ignorando no sólo que el Estatuto recoge ese término tan insultante para todos los valencianos (¿es el Estatuto un insulto a todos los valencianos?), sino que hay muchos valencianos que no sólo no se sienten insultados cuando otros se refieren a nosotros como País Valenciano, sino que incluso utilizan esa denominación para referirse a su tierra. La realidad de la Comunidad Valenciana, como ya has descubierto tú en parte, no se circunscribe a la ciudad de Valencia y sus alrededores, ni a la doctrina oficial del Reino; y las referencias en TV3 al País Valenciano no son una ofensa "a todo un pueblo", sino a una parte del mismo, aterrorizada con la idea de que con esa terminología se les acabe perdiendo la ubicación del ombligo.

    Finalmente (de momento, porque se me está haciendo muy tarde), y aunque no estés de acuerdo, Acció Cultural sí promueve la cultura catalana; y la valenciana, aunque (lo repito otra vez) no estés de acuerdo. Promueve lo común de ambas culturas, aunque tú (otra vez lo reitero) no estés de acuerdo.

    Tanto la editorial Tres i Quatre, como los Premios Octubre, como la emisión de TV3, promueven la literatura en valenciano o en catalán y el uso de esa lengua común. Aunque, lo repito una vez más, tú no estés de acuerdo con esa forma de promover nuestra cultura y prefieras resaltar lo que nos separa de los catalanes (que también existe).

    Y no, yo no me siento catalán ni quiero una unión política con nuestros vecinos del norte; simplemente tengo una visión distinta a la tuya de la realidad de nuestra tierra.

    ResponderEliminar
  16. Según tu opinión, la cultura de la Toscana es lo mismo que el regionalismo separatista de la Liga Norte. La ideología de Umberto Bossi es equiparable a la cultura toscana y, además, inventarse nombres (Padania o Paisos Catalans) es cultural y no ofende. Sin contexto, claro, porque no es lo mismo hablar del país valencià o el país de la Plana como parte de un invento (los países catalanes de Acció Cultural), que en abstracto.

    "Acció Cultural sí promueve la cultura catalana; y la valenciana, aunque (lo repito otra vez) no estés de acuerdo. Promueve lo común de ambas culturas, aunque tú (otra vez lo reitero) no estés de acuerdo".
    Promover lo común de ambas culturas es más que razonable, y sí estoy de acuerdo.

    " Aunque, lo repito una vez más, tú no estés de acuerdo con esa forma de promover nuestra cultura y prefieras resaltar lo que nos separa de los catalanes (que también existe)".
    Resaltar lo que nos separa, culturalmente, sería caer en la misma trampa multicultural, y yo considero el multiculturalismo una peste que pretende acabar con el pluralismo. Pero la argumentación es aún más pervertida si pensamos que esa misma frase: "prefieres resaltar lo que nos separa que lo que nos une", es la misma que dijeron los rusos a los polacos yugoeslavos, etc, o los alemanes a los austríacos.

    Ya sé que hay mucho histérico acojonado por si se da cuenta que en Cataluña le entienden y que él los entiende al hablar. Pero esa reacción no puede legitimar el fanatismo contrario, que es lo que hace ACPV.

    ResponderEliminar
  17. Dices que «la argumentación es aún más pervertida si pensamos que esa misma frase: "prefieres resaltar lo que nos separa que lo que nos une", es la misma que dijeron los rusos a los polacos yugoeslavos, etc, o los alemanes a los austríacos».

    En realidad, no hacía falta retrotraerse tanto en el tiempo, y ni tan siquiera irse a tantos kilómetros de aquí: esa misma frase se la dice un madrileño a un catalán en la España de hoy. Es más: eres tú mismo quien la repite una y otra vez cuando te refieres en términos despectivos a la ideología nacionalista catalana (¿o acaso puede hablarse de separatismo sin recurrir a esa frase?).

    Que los Países Catalanes de Acció Cultural o el País Valenciano del Partido Socialista son un invento nadie lo pone en duda; igual de invento que el Reino de Valencia (Valencia nunca ha tenido un Rey distinto al de Aragón primero, al de Castilla después o al de España más tarde), la Comunidad Valenciana o la actual división comarcal (en la cual, por ejemplo, Atzeneta del Maestrat no es del Maestrazgo, sino del Alcalatén). Todo lo que ahora somos es una consecución de inventos que se han impuesto a otros inventos, ya sea por la fuerza o por aclamación popular; para algunos (una mayoría hoy en la Comunidad Valenciana) puede parecer un absurdo el invento de los Países Catalanes, mientras que para otros puede ser motivo de orgullo (una mayoría hoy en Cataluña) y a otros nos puede resultar un invento aceptable siempre y cuando quede restringido a puntos muy concretos (como por ejemplo, una forma de referirse al conjunto de la comunidad catalanoparlante).

    Como ves, no siempre ni en toda la Comunidad Valenciana se entiende esa confrontación a muerte con un invento cuyo único peligro está en las mentes asustadizas de quienes ven peligrar las falacias culturales en las que se han embarcado; a no ser, claro está, que asumamos que los valencianos no somos capaces de discernir entre una sardana y una jota o entre un castellet y una falla.

    ¿Que deben imponerse límites a los dos fanatismos que existen hoy al respecto? Por supuesto. Sin embargo, y por lo que he podido comprobar por mí mismo (esa extraña manía mía de debatir), existe mucha mayor receptividad y aceptación a esos límites justo en el lado contrario al que tú crees.

    ResponderEliminar

Evite insultos, guarde las mínimas normas de etiqueta y respeto a los demás sin por ello restringir las críticas por duras que sean. No se permite el spam, las técnicas troll ni la suplantación de nick.
Lo otro, las opiniones: cada cual es responsable de las suyas.

Si haces click en un vídeo lo verás arriba, antes del primer post. Música, sexi, humor, Sci-Fi...

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Atapuerca, Burgos, Spain