Se aceptan donativos, cohechos impropios y mecenas

viernes, 17 de octubre de 2008

Camino Alexia


Pocas cosas son tan horribles como aprovecharse de un niño, es una suerte de estupro moral. Según parece este sería el meollo de la cuestión, aunque lo que no está claro es quién se aprovecha ahora del sufrimiento de una niña. A Fesser, que hasta hoy parecía un tipo íntegro, le dedico una historia "inspirada" -como él mismo dice- en la suya: hagan clic aquí "El diario de Camino Frank".
Espero que le guste.

Y para aclarar algunas cosas ahí va lo siguiente:
Segundo Comunicado de la familia González Barros:
(...) los hermanos de Alexia nos ruegan hagamos público que habiendo pedido formalmente a su director la retirada del texto con que daba fin a su ficción: "A la memoria de Alexia González Barros, fallecida en Pamplona en 1958 y actualmente en proceso de beatificación" y cualquier referencia a ella y a su proceso de beatificación, por la proyección efectuada en el día de hoy, ha quedado de manifiesto que ha optado por no atender a esa petición.
Tal decisión es responsabilidad exclusiva de quien pudiendo haber evitado esa presencia, que ahora ya sabía indeseada, del nombre y circunstancias personales de Alexia en un producto que llama a la confusión, ha preferido servirse de ella revistiéndola bajo la condición de un supuesto homenaje lo que resulta a todas luces opuesto frontalmente a cuanto Alexia encarna.
Madrid, 24 de septiembre de 2008.

Como las polémicas no pueden evitarse y es mejor afrontarlas con conocimiento de causa, me decido a exponer aquí algunas cosas que pueden ser interesantes para valorar "Camino", la película de Fesser.

Agradezco a Antonio González que me haya hecho llegar su página web donde recoge mucha información sobre este asunto.

Ninfa Watt es periodista y filóloga, profesora de Ética y deontología profesional en la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca. Como ex alumna del colegio en el que estudiaron las hermanas González-Barros y amiga de la familia, Ninfa aclara algunos puntos de la ficción y la realidad.

Acerca de la película “Camino”, de Javier Fesser

La base real de la película: ¿Camino es Alexia?
En la rueda de prensa de presentación de la película, Javier Fesser afirmó que su película era una ficción donde no había nada inventado.
Como el propio director manifestó al diario El País el 31 de julio de 2008, tras leer la biografía de Alexia decidió que “allí había una película”.
Un 80% de la historia que cuenta Camino está extraída de tres biografías publicadas en castellano (Alexia, experiencia de amor y dolor vivida por una adolescente, de Mª Victoria Molins, Alexia: alegría y heroísmo en la enfermedad, de Miguel Angel Monge, Un regalo del cielo, de Pedro Antonio Urbina). En ese sentido, en la película hay escenas literalmente copiadas y diálogos trasladados, pero incluidos en contextos y significados diferentes.. Además, al final de la película, hay una mención explícita a la memoria de Alexia González-Barros.
Sobre esta base real, hay numerosas invenciones que deforman la realidad de la historia y le dan un carácter caricaturesco e insultante para la familia de Alexia González-Barros, que vivió en su momento una experiencia muy dolorosa ante la enfermedad y muerte de una hija, o una hermana, adolescente.
Ciertamente, el mayor problema de la película es su significado global, y no se limita a detalles concretos. Sin embargo, respondiendo a preguntas que se repiten acerca de cuestiones puntuales, se incluyen a continuación algunas aclaraciones:


1. El padre de Alexia: Francisco González-Barros

En la película el padre de Camino-Alexia es un hombre pusilánime, sin firmeza en su fe que muere en un trágico accidente antes que su hija.

La realidad:

El padre de Alexia era un hombre de sólidas convicciones cristianas, que acompañó a su hija en su lecho de muerte, más tarde se hizo supernumerario del Opus Dei, y falleció veinte años después que su hija.
“Tanto mi esposa como yo teníamos una meta muy clara: lograr un hogar luminoso y alegre, recogiendo una frase del Fundador del Opus Dei, donde nuestros futuros hijos pudieran crecer felices para un fin muy determinado: alcanzar el cielo, entendiendo como felicidad vivir la paz y la alegría de un hogar cristiano a pesar de las dificultades, preocupaciones y problemas que la propia vida conlleva”. (Testimonio de Francisco González-Barros, recogido en www.alexiagb.org)



2. La vida cristiana de Alexia

En la película se presenta a Camino-Alexia como una niña manipulada por su madre, especialmente en el terreno religioso y, al final, sin fe.

La realidad:
“Por sus actitudes, comprendía que Alexia estaba muy cerca de Dios, que hablaba al Señor como a un amigo: con confianza. Ella lo ofreció todo, absolutamente todo, sabía que el tesoro que tenía en las manos, tenía que administrarlo bien, con mucho amor, con renuncia total.
¡Cuántas veces habrá repetido ante el sagrario la frase que el Señor suscitó en su alma cuando era muy pequeña: "Jesús que yo haga siempre lo que Tú quieras"!
Nunca se rebeló y mantuvo su alegría y su paz cada día. Fue ella y no la familia quien hizo que todas aquellas cosas tan difíciles se transformasen en normales. Fue ella quien "tiró" de nosotros y nos llevó a su paso, en tanto que ella andaba al paso de Dios”. (Testimonio de Francisco González-Barros, recogido en www.alexiagb.org).

La misma Alexia, pocos días antes de morir, contaba de este modo su experiencia a sus compañeras de colegio:
“Todos los días el capellán me traía la Comunión que tanto me conforta.
(…) aunque no lo creáis, Dios da las fuerzas necesarias y todavía te dan ganas de reír un poquito.
(…) Os vuelvo a repetir que noto lo mucho que rezáis por mí y que me tenéis presente. Decidles a las niñas nuevas que, aunque no las conozco, también las tengo presentes y que tengo muchas ganas de conocerlas. (Carta de Alexia a sus compañeras de colegio antes de morir, recogida en www.alexiagb.org)



3. La madre de Alexia: Ramona (Moncha) González
En la película aparece como una fanática religiosa, manipuladora, sin otros intereses, fácil de convencer con planteamientos pueriles, y obsesionada por controlar a sus hijas.

La realidad:

Era una mujer culta, sumamente amable y educada, cariñosa, decidida a que sus hijos conociesen mundo, aprendiesen idiomas y tomasen decisiones por sí mismos después de estar bien informados. El sentido religioso, la fe, y la aceptación serena de los acontecimientos, formaban parte de los valores que vivía con naturalidad en su ambiente familiar.
“Tanto a mi esposa como a mí, nos importaba mucho su formación humana e intelectual, para que sin uniformidad y según el carácter de cada uno, pudieran ejercer la libertad personal y ejercitarla con plena responsabilidad.
Ni con Alexia ni con sus hermanos los padres hemos tomado determinación alguna que pudiera afectarles sin que les fuese previamente razonada, con ello tratábamos de que fueran adquiriendo criterio. Así Alexia lo adquirió con cierta rapidez y sabía ponerlo de manifiesto cuando llegaba el momento de tomar alguna decisión sobre cualquier tema familiar”. (Testimonio de Francisco González-Barros, recogido en www.alexiagb.org)



4. El “novio” de Alexia

En la película, a Camino-Alexia le gusta un niño que se llama Jesús. Su madre no lo sabe porque ella lo guarda como un secreto. El poner ese nombre al personaje de ficción provoca una buscada confusión entre ese adolescente y la figura de Jesús, Jesucristo, hijo de Dios, a quien la niña se refería en sus conversaciones y oraciones.

La realidad:

A Alexia le gustó un niño que se llamaba Alfonso y que conoció en verano de 1984 en Vall-Llobrega. Fue un amor platónico, de adolescencia, porque nunca llegaron a hablar. Ella se lo contó a su madre que, en este tema, como en tantos otros, era su confidente y cómplice. En una ocasión, su madre le regaló una pegatina que ponía “I love Alfonso”. Al dársela, Alexia comentó sonrojándose: “ ¡Qué cosas tienes, mamá!”.


5. La hermana numeraria

En la película, Camino-Alexia tiene una hermana numeraria que se hizo del Opus Dei por un desengaño amoroso propiciado maliciosamente por su madre, que intercepta su correspondencia. Vive en un centro del Opus Dei en Pamplona.

La realidad:

La hermana de Alexia, Mª José, era considerada por sus compañeras de colegio como una persona muy inteligente, independiente, algo rebelde en su pensamiento, con fuerte personalidad. Pidió la admisión como numeraria a los 22 años y, al enfermar su hermana, vivía en Madrid (donde sigue residiendo). En aquel momento daba sus primeros pasos en el mundo laboral después de terminar dos licenciaturas -Farmacia y Antropología americana- que estudió en la Universidad Complutense.


6. La devoción al ángel custodio

En la película, Camino-Alexia tiene horror a los ángeles de los que le habla su madre porque tiene pesadillas con un espantoso ángel siniestro que la acosa.

La realidad:

Alexia tuvo desde pequeña mucha devoción al ángel custodio al que “bautizó” con el nombre de Hugo y al que acudía con fe. La anécdota de la infancia conocida por su familia y amigos fue así:
“Un día, poco antes de hacer su Primera Comunión le dijo a su madre:
- Yo quiero que mi ángel custodio tenga un nombre. Eso de llamarle “custodio” como todo el mundo, no me gusta.
- Me parece bien. Y ¿cómo quieres llamarle?
- Hugo-, respondió sin titubear.
- ¿Hugo? -se extrañó su madre- es un nombre muy poco corriente. ¿Por qué Hugo?
- Porque es un nombre perfecto para un custodio”
(Mª Victoria Molins, Alexia: experiencia de amor y dolor vivida por una adolescente).



7. El traslado a la Clínica Universitaria de Navarra

En la película, un sacerdote del Opus Dei convence a su padre, en medio de un forcejeo, de que lleve a su hija a la Clínica de la Universidad de Navarra.

La realidad: Fue el propio padre de Alexia el que, preocupado por la evolución de la enfermedad, viajó a Pamplona para contrastar el tratamiento y convenció a su familia, después de que un médico de la clínica Puerta de Hierro le dijera: “Si fuera mi hija, la llevaría a Navarra”.


8. La muerte de Alexia

En la película, cuando muere Camino-Alexia, los médicos, enfermeras, sacerdotes y amigos presentes empiezan a aplaudir. En la rueda de prensa de la presentación de la película en San Sebastián, respondiendo a un periodista que le preguntó si había sido exactamente así, Javier Fesser afirmó que sí.

La realidad:

El propio hermano de Alexia lo aclara tras conocer esa afirmación:
“Mi hermana Alexia no murió rodeada de aplausos. Murió rodeada de cariño. Cariño de sus seres queridos: padres y hermanos y con el silencio respetuoso de las enfermeras, doctores y enfermos que motu propio se acercaron a la habitación de Alexia. Murió mientras intentábamos tragar nuestras lágrimas, porque -no lo olvides- para nosotros era un verdadero drama el pensar en tener que soportar su pérdida. (Carta abierta a Javier Fesser de Alfredo González Barros, recogida en www.alexiagb.org)


9. El proceso de canonización

En la película -mientras la niña está muy enferma, hospitalizada-, un sacerdote del Opus Dei convence a la madre de que sería conveniente que “ayudara” al proceso de canonización de su hija, que sería así la primera santa de la Obra. Sugiere que se provoque una devoción que parezca espontánea.

La realidad:

Durante la enfermedad, muchas personas del entorno de Alexia admiraban la entereza, la fortaleza, la madurez y hasta la alegría serena con la que sobrellevaba una situación tan inesperada como dolorosa. Su ejemplo de fe y esperanza ayudó a no pocos. Y, tras su muerte, los primeros escritos que narraban el proceso vivido empezaron a difundirse con una rapidez y extensión inusitadas.
“En muy poco tiempo, a partir de su fallecimiento, su fama de santidad se extendió de manera espontánea y generalizada, y es mucha la gente que se siente removida por su ejemplo.
Desde lugares tan diferentes y lejanos, como pueden ser Canadá o Filipinas, de todas partes del mundo, fueron llegando testimonios de almas que se han acercado a Dios.
Obviamente, nosotros, su familia, jamás hubiéramos pensado en nada parecido, aunque sentíamos que Alexia estaba muy cerca de Dios.
Sin embargo, un religioso claretiano nos hizo ver la obligación moral que temamos, como padres, de llevar a cabo la tarea de someter el ejemplo de la vida de Alexia al juicio oportuno de la autoridad eclesiástica. (Testimonio de Francisco González-Barros, recogido en www.alexiagb.org)


Por otra parte, Alexia nunca perteneció al Opus Dei.

Espero que estas notas ayuden a aclarar los puntos concretos confusos sobre los que se han interesado algunos compañeros. Un saludo, Ninfa Watt.

13 comentarios:

  1. Sobre la película Camino, basada en la vida de Alexia, cito los comunicados de la famila de Alexia González Barros, cuyos 4 hermanos aún viven. Me parece que son elocuentes:

    * Fesser en "Camino" se sirve de Alexia González Barros
    * "Camino" de Javier Fesser carece de la autorización de la familia de Alexia González Barros
    * Carta abierta de uno de los hermanos de Alexia a Javier Fesser: Carta abierta a Javier Fesser: grave e injusto error demencial
    * Camino de Fesser y Alexia: película y realidad, por Ninfa Watt ex alumna del colegio en el que estudiaron las hermanas González-Barros y amiga de la familia
    * "Le ruego que deje de maltratarnos" : carta abierta de José Damián, hermano de Alexia González-Barros, a Javier Fesser, director de la película "Camino" (19.oct.08)

    Más información en la web oficial de Alexia González Barros http://www.alexiagb.org

    Estos textos se pueden leer también en: http://www.opusdeialdia.org/

    ResponderEliminar
  2. Hola;
    Acabo de ver la pelicula y sencillamente me ha dejado horrorizada. Me ha dejado mal cuerpo, me ha hecho llorar lágrimas amargas y me ha parecido horrible. Soy atea, yo creo en las personas de carne y hueso, asi que a mi el tema religioso me trae sin cuidado... Pero ha sido todo un alivio saber que esa pobre criatura no sufrió de una madre así, que esa hermana no fue manipulada, que ese pobre hombre no fue un amargado bajo la sombra e una aberrante manipuladora.
    Horrible, creo que es la película que menos me ha gustado entre todas las que he podido llegar a ver en mi vida... y ya son 30.

    Pobre niña, qué pena por todo lo que llegó a pasar y que admirable semejante fortaleza, casi inhumana...

    Saludos y gracias por aclarar todo este tema.

    ResponderEliminar
  3. Me alegro saber que todo lo que mire en la pelicula no fue cierto, que en verdad Alexia siempre estuvo rodeada de amor y cariño y que en su momento final ella fue acompañada por toda su familia y seres que la querian

    ResponderEliminar
  4. A gente como a Fesser había que dejarles claro que si no creen, al menos dejen creer a los demás en paz.
    Parece que la persecución religiosa de antaño se ha vuelto a persecución antireligiosa.

    Mi pregunta: ¿A vosotros qué si creo?

    ResponderEliminar
  5. Por favor, es una simple PELÍCULA. Las películas son ficción! Está basada en la estructura de unos hechos, pero distorcionada con fines DRAMATICOS Y CINEMATOGRAFICOS.

    No puedo creer la ignorancia que pueden tener las personas y la "ofenza" que pueden sentir por una película que NO relata los hechos de una persona, sino la de un PERSONAJE.

    Dadle importancia a lo que realmente lo merece, como el hambre y las enfermedade en el mundo, que a eso os ha llamado Dios.

    ResponderEliminar
  6. Acabo de ver la película. Para mí se retrata muy bien los excesos que se cometen al anteponer a todo la religión. Una niña a esa edad no puede actuar libre de influencias, y más siendo éstas tan enormes, esa sí que fue una verdadera manipulación. Las licencias acerca del padre sin duda quieren reflejar que la realidad es más amplia y que el resto del mundo es mínimamnete racional

    ResponderEliminar
  7. Esta noche estan poniendo en tve CAMINO, sinceramente me gustó mucho el enfoque que le dio Fesser (la vida y la muerte, el amor, la fantasia...) Yo conocia ya a Alexia pq me lei su biografia al igual q otras parecidas de adolescentes...Una cosa es la realidad y otra distinta la ficcion, las comparaciones son absurdas y la vida de Alexia no fue la misma que la de Camino (aunque se inspire en ella). Sin embargo creo que el meollo de la cuestión está en la imagen que se da del Opus Dei que es bastante verídica y que a mi parecer se queda corta con la realidad: manipulan, mienten, imponen... No creo que Cristo transmitiera ese mensaje. El director simplemente da 1 visión de lo que produce el fanatismo religioso...En fin, no creo que la película sea para tanto..Magnifica interpretación de las actrices Nerea Camacho y Carme Elías están soberbias. Alexia gracias desde donde estés pide por mi.

    ResponderEliminar
  8. Puntualizar que el Sr.Fesser, en mi opinión, cometió un gran error al vincular a Alexia con Camino. La película me parece una genialidad y cada cual que interprete lo que estime, pero el hacer un paralelismo con un drama real sin respetar la decisión de una familia que ciertamente hubo de sufrir por la pérdida de un ser querido lo creo una frivolidad. Sobran las referencias a la historia de Alexia. Para hacer una película crítica con la iglesia o en este caso con el Opus Dei, el director está en su pleno derecho de hacerlo pero estimo que el derecho del director es legítimo siempre y cuando se respeten los derechos y sentimientos de la familia. En conclusión, gran película, sí, pero mucha demagogia interesada alrededor. Una pena por lo que finalmente transmite.

    ResponderEliminar
  9. No soy del opus es más creo que es una secta, pero cuando alguien muere hay que tenerle respeto a él a su familia y al dolor tanto físico como psicológico, me parece aberrante que se utilice la vida de una niña que sufrió y que se ataque a su familia, la libertad consiste en dejar vivir a los demás, lo dicho pienso que el opus dei es una secta pero pertenecer a este grupo es una decisión libre y creo que es peor la demagogia y manipulación que se hacen en esta película que le daño que pudiera causar la familia de esta niña que por lo que se puede ver no tiene nada de cierto lo que se cuenta en dicha película que lo que es la realidad

    ResponderEliminar
  10. No me gustó el mensaje que desea dar el director a la película, pues da uno absurdamente maquiavélico ligado a la religión cristiana y al fanatismo religioso, sino es creyente que se abstenga de esteriotipar a la gente que si lo es. Según Fesser, quien lo es, debe ser malvadamente demente. Absurdo.

    ResponderEliminar
  11. desde pequena mi madre siempre me hablo de alexia, y la verdad, cuando he visto la pelicula hoy he alucinado, no era nada de lo que yo esperaba, y luego me he puesto a investigar y encontre esto y me he quedado mas tranquila, me parece de muy mala educacion de este director, que intente poner a la gente religiosa como sicopatas, o a la madre de alexia como una loca religiosa, o a su hermana tambien, a todos, porque es una falta de respeto impresionante para la familia gonzalez barros. Mis mas sinceros respetos para ellos, porque no se como se ha tenido la decencia de hacer esta pelicula!!

    ResponderEliminar
  12. Acabo de ver la pelicula,he buscado en internet a alexia queria saber mas.
    La realidad supera la ficcion,como se pueden hacer fotos de una niña enferma en un hospital?
    Si realmente debe ser beatificada no lo se.
    Pero esas fotos de un drama y hechas por su propia familia.
    en fin.

    ResponderEliminar
  13. Yo solo voy a exponer unos puntos muy sencillitos, para que hasta los menos llamados a entender, entiendan algo.
    La pelicula esta "BASADA".
    Tan dificil de es entender eso?
    El director ha querido dedicar la pelicula a esa niña, como podia haber dedicado una pelicula del artes marciales, si a el le parece oportuno.
    Tan malo es hacer una dedicatoria con una obra de arte?
    El que quiera "confundirse", como dicen algunos, que se confundan.
    Las criticas no tienen porque ser siempre malas y el director tambien debiera ser capaz de asumirlas.
    Ahora bien, vamos a sincerarnos y explicar el porque esta pelicula hace tanta polvareda.
    Por que no comentamos si las acciones y dichos mostrados en la pelicula, pueden reflejar con un alto grado de veracidad, el "modus operandi" de la vida cotidiana del entorno Opus Dei?
    A mi, y seguramente a la mayoria nos gustaria creer, que es solo parte de la ficcion del director.
    Como buen conocedor de lo que realmente sucede dentro del Opus Dei, tengo que decir efectivamente esto aun ocurre a dia de hoy lamentablemente.
    En fin, para todos aquellos que NO les guste nada este comentario.
    Solo os puedo aconsejar, que a este mundo le vendria muy bien que abandonarais esa malamente enfermiza manera de pasar por la vida.
    Muchas organizaciones religiosas (cristianas, por supuesto) realizan una gran labor humana y ayudan a hacer un mundo mejor (no hace falta ser creyente para entenderlo).
    Como decia Santa Teresa...."Que nada te turbe, que nada te espante" y para los buenos entendedores....."Lo cortes no quita lo CALIENTE".

    ResponderEliminar

Evite insultos, guarde las mínimas normas de etiqueta y respeto a los demás sin por ello restringir las críticas por duras que sean. No se permite el spam, las técnicas troll ni la suplantación de nick.
Lo otro, las opiniones: cada cual es responsable de las suyas.

Si haces click en un vídeo lo verás arriba, antes del primer post. Música, sexi, humor, Sci-Fi...

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Atapuerca, Burgos, Spain