Se aceptan donativos, cohechos impropios y mecenas

miércoles, 3 de octubre de 2007

Pedrojota y Losantos contra la Iglesia. Consenso Pagano -4

Esta es la 5ª y, de momento, última entrega de Consenso Pagano, tras un prólogo: "Hasta luego... Consenso de paganos"; "El País y EL MUNDO contra la Iglesia. Consenso Pagano"; "Losantos y Pedrojota contra la Iglesia. Consenso Pagano -2" y "Imperio del bipolio. Consenso Pagano -3"
.......................................................

Eran otros tiempos. Se repartían licencias, antenas y canales de televisión que bien merecían acatar las nuevas consignas. Eran los tiempos en que el jefe de la oposición, Rodríguez Zapatero, tenía suficiente intimidad con el director de El Mundo como para confiarle privadamente sus sospechas sobre suicidas en el 11m.
A finales de 2004, ya con el nuevo gobierno, los guiños de complicidad eran moneda corriente:
.-“Los curas dicen que el matrimonio homosexual va contra natura, pero se equivocan: lo que va contra natura es el matrimonio. Salvo algunas especies torpes y poco evolucionadas, los animales han optado sabiamente por el harén. La naturaleza es decididamente islámica. Lo que no llego a entender bien en toda esta jarana es para qué quieren dos homosexuales casarse. Entiéndame bien: tampoco entiendo para qué quieren casarse dos heterosexuales o dos canarios flauta”. Opinión El Mundo, 20 de diciembre de 2004.

Al menos, no engañan a nadie:
.-“Hace unos 35 años que no me confieso, no soy creyente”. F. Jiménez Losantos, 18 de agosto de 2006. El Mundo.
La controversia sobre el uso de la palabra “matrimonio” para identificar cualquier tipo de relación, así como privar de su derecho a la adopción a los niños (que no votan) y entregarlo a los adultos, ha sido uno de los temas en que la Iglesia no podía inhibirse. Al año de gobierno socialista la calle fue un clamor exigiendo ser escuchado en su defensa de la familia. Los obispos españoles dieron apoyo explícito a la protesta por la ley de matrimonio homosexual y adopción. La Iglesia rescató el derecho a la objeción de conciencia, y así fue la sentencia de los medios paganos:
.-“El Vaticano debería haberse abstenido de llamar a la rebelión de los funcionarios de un Estado con el que sigue manteniendo acuerdos”. Editorial El Mundo, 27 abril 2005.


El 18 de junio de 2005 la Iglesia española se sumó a una manifestación multitudinaria en defensa de la familia. El Mundo y sus terminales digitales dieron la voz, por fin, a un cardenal español que pudiera explicarse.
ENTREVISTA El Mundo al Cardenal Rouco Varela:
.-Casimiro García-Abadillo: “La Iglesia ha estado en contra del divorcio, en contra del aborto...”
.-Rouco Varela: “Mejor decir que la Iglesia estuvo a favor del matrimonio y a favor de la vida...”
.-Pedro J. Ramírez: “A la gran mayoría de los que tenemos una opinión independiente nos produce una gran perplejidad la insistencia de la Iglesia respecto al hecho de que el embrión es ya una persona, un bien jurídico a proteger”.
.-Rouco Varela: “¿Qué es un embrión? ¿Un conjunto de células? Es un ser humano en pequeñito... Lo que hay ahí es una realidad biológica con un código genético completa y definitivamente definido. El embrión no es un «qué», es un «quien», como ha dicho tan genialmente nuestro querido don Julián Marías”.

Poco después, el 22 de septiembre, la línea editorial seguía sin desviarse un ápice:
.-“El responsable del grupo de gays del PP anuncia su boda como «forma de protesta» «Este partido tiene que cambiar y llegar a las personas. En este asunto ha ganado la ultraderecha»”.

Dicho claramente: para el consenso pagano, defender los derechos del niño por encima de las cambiantes veleidades adultas, es “ultraderecha”; decir sin miedo que no existe algo llamado “pre-embrión” y que todo ser humano merece respeto por su vida, es “ultraderecha”. Adecuar la vida personal y pública a unas profundas creencias que han hecho de Occidente la sociedad menos mala y más libre, es, definitivamente, la “ultraderecha”.
Al respecto, las palabras del Papa Benedicto son, de nuevo, una luz en la oscuridad reinante:
.-“El pensamiento contemporáneo tiende a sostener que cada uno debe vivir su religión, o quizás también el ateísmo en que se encuentra (...) semejante opinión presupone una imagen de Dios muy extraña, y una extraña idea sobre el hombre y el modo de ser hombre”.


Veamos el dogma pagano:
“Las democracias modernas no se rigen por el dogma, sino por la prudencia política y sociológica”.
Según esto, la opinión mayoritaria en Irán de que los homosexuales merecen la muerte por serlo, sería sociológicamente prudente. Así, el Papa se pregunta:
.-“¿Se salvará alguien y será reconocido por Dios como un hombre recto (...) Porque se ha comprometido firmemente con y en la guerra santa?”

La respuesta aquí –en la España de hoy- se nos antoja sencilla, pero no lo será en Irán; por ello Benedicto va mucho más lejos:
.-“¿Se salvará alguien y será reconocido por Dios como un hombre recto (...) Porque ha convertido sus opiniones y deseos en norma de su conciencia y se ha erigido a sí mismo en el criterio a seguir?
No, Dios pide lo contrario: exige mantener nuestro espíritu silencioso para poder escuchar su hablarnos silencioso, que está en nosotros y nos rescata de la simple rutina conduciéndonos por el camino de la verdad; exige personas que tengan “hambre y sed de justicia””.

Como hace dos mil años, el cristiano se enfrenta siempre a esa tentación que adopta una apariencia moral. Una especie de acuerdo de mínimos que “finge mostrarnos lo mejor: abandonar por fin lo ilusorio y emplear por fin nuestras fuerzas en mejorar el mundo”. Esa pretensión de verdadero realismo que ha llevado al Hombre a cometer las mayores aberraciones en nombre de un supuesto mundo feliz. Como si los cien millones de asesinados que dejó el socialismo, los horrores del fascismo, la yihad o la vergüenza del tercer mundo no fueran suficientes, asistimos impávidos al genocidio masivo de niños y destrucción de la familia. La eutanasia del nacional socialismo se incorpora como penúltimo dogma “progresista” y los cristianos, como Jesús en el desierto, deben combatir las tentaciones del anticristo que hoy se muestran abiertamente en un consenso pagano.

Valencia, fiesta de la Beata Teresa de Calcuta y San Lorenzo Justiniano,
Miércoles 5 de septiembre de 2007.
José Donís Català

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evite insultos, guarde las mínimas normas de etiqueta y respeto a los demás sin por ello restringir las críticas por duras que sean. No se permite el spam, las técnicas troll ni la suplantación de nick.
Lo otro, las opiniones: cada cual es responsable de las suyas.

Si haces click en un vídeo lo verás arriba, antes del primer post. Música, sexi, humor, Sci-Fi...

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Atapuerca, Burgos, Spain