Se aceptan donativos, cohechos impropios y mecenas

lunes, 19 de octubre de 2009

Del post-trauma a la crisis


Algo ha cambiado en el mundo, y cambian las series. Con la temporada que comienza se enterrará definitivamente la narrativa post-traumática, agonizante en 24h y LOST, para dejar espacio a una jovencita llegada a su mayoría de edad: la crisis. Hoy carece de sentido una producción como Generation Kill, con aquel enemigo sin cara, porque no hay nada mejor para echarse unas risas que escuchar a los del facherío progresista defendiendo la invasión de Afganistán. El cénit del mundo post-traumático se alcanzó a mediados de la primera década del siglo con la explosión de Perdidos, Los Soprano, 24h y la obra maestra The Wire. Sobreviven herederos redundantes como la fallida Fringe y Flashforward, en que las 13 entregas firmadas por ABC serán finalmente 22 con posible ampliación a 25. Seres como los de Cloverfield dan paso a los alien del Distrito 39 donde lo único monstruoso es la mezquindad humana.

Y eso, la mezquindad humana, es lo que tenemos cada día para desayunar, en un medio social y político que se mueve a golpe de encuestas —como las series— desarrollando guiones que son como grano para los pollos. Ni al más fantasioso se le hubiera ocurrido dar el Nóbel a Obama. Los personajes, muy trabajados, van desde la hija de Chaves al Bigotes o don Vito, el Curita, Barbie-aborto y la Hipatia de Benidorm. ¿Alguien sabe por qué echan al chulito-Costa convertido en llorica-Costa? O una de piratas, con la rubia de los piños y el justiciero universal, sin olvidarnos de las Fuerzas Amadas (amadas en el mundo, que diría su jefa). Y esos guionistas, unos genios, con Pedro J. y Esperanza marcando la pauta, aliados de zaplanistas en Alicante y Madrid, haciendo la pinza con el marido de Chacón y Roures en la Secta, unidos en sus dos obsesiones: babosos halagos para el Mahdi de Damasco y oposición a la oposición, todo al servicio del imperio y el profeta de la paz, Zapaflower the Civilizator. «Les deseo que sean felices y que sus plegarias traigan una paz a toda la región, una paz de espíritu y de todos los seres humanos», dijo el profeta, y tras un titubeo añadió: «…como hermanos».

Así, enfrascados en estupendas series de ficción, pasa de tapadillo que entramos en deflación y Bruselas avisa de que las pensiones y la sanidad españolas están en «alto riesgo». Como cuando el hermano de Juan Guerra llamaba a las barricadas pero, esta vez, de verdad: ¡jubilados, que viene Zetapé! El giro argumental no llega y nuestro Mahdi no se queda en Damasco, único lugar donde recibe aplausos. Aquí le abuchean los malísimos ciudadanos ¡en un acto de Estado! Oiga, igualico igualico que cuando ofendía a la bandera americana, otro acto de Estado. Cuando en la oposición las únicas cosas sensatas las dicen Manuel Fraga y Rita Barberá, Houston, tenemos un problema, constatando además que la única para plantar cara a Esperanza es la virgen roja de Valencia (donde no hay oposición, ya se encarga de hundirla Zapatero).

Ficción por ficción, me quedo con las de HBO, BBC o FOX. Para que no se diga, entre las indígenas tenemos dos bombazos de público, La Alquería Blanca y forever Cuéntame, con Plutón BRB Nero de Álex de la Iglesia, al que han puesto en la Academia para disimular. Pero la ficción nacional sigue anclada en la escuela de glamour de Tele 5, con Carmele Marchante cantando “Así abortaba así así” y Belén Esteban chupando cabezas de gambas.

Estamos en crisis

Este año despediremos a Jack Bauer, no sabemos si vivo o muerto, tan llorado por sus fans como por Kiefer Sutherland al perder sus 14 millones cada temporada. Sutherland es el segundo mejor pagado de la televisión mundial, 580.000 dólares por capítulo, tras los 875.000 por epidodio de Charlie Sheen (Dos hombres y medio). Bauer vuelve a casa por Navidad y gracias a los fans de Comic Con San Diego 2009 tenemos los 4 minutos de inicio. Cierra el círculo en New York, Bauer tendrá a la Kara Trace de Galactica repartiendo estopa. Tras los intentos obamistas con Guantánamo y Afganistán vuelve la presidenta de la profecía (lo del presidente negro ya pasó), la teoría de la conspiración a la enésima potencia y la nueva CTU en una conferencia de paz con el líder (más o menos) iraní. A la espera de las 4 primeras horas en la doble premiere del 17 de enero de 2010 a las 21, y 18 de enero a las 20 horas costa Este, nuestro rendido tributo superfriki y más allá para el tipo que ha salvado el mundo siete veces: un día más en la oficina, duro con ellos, Jack, y que no te maten. Fin de una época.

Aquella moral de emergencia surgida tras el 11-S y el 11-M degeneró rápidamente en inmoralidad, pero no se preocupen, contra Madof ahora tenemos Damages (hay 3ª entrega), y por si las moscas Dexter (en plena 4ª). El problema es que todavía no sabemos si gana como amoral Ted Danson, Glenn Close o el bueno de Dex, y habrá que descubrirlo.

Los desajustes temporales ceden a la revisión del pasado: ¿cómo hemos llegado aquí? Mad Men visita los 50 y primeros 60, Life on Mars los 70 y Ashes to Ashes los 80. Poco o nada interesan los años 60, por el cansancio que produce su estética y la indiferencia general ante su vacuidad. Mad Men, Ashes To Ashes y Life on Mars, imprescindibles.

Ashes to Ashes

Si el jefe Hunt con su equipo estaba harto de los «bolcheviques» en los 70, ahora en los alegres 80 de Ashes to Ashes se refiere a ellos como Champagne socialist. Las cosas han cambiado y tenemos nuevos amos, que son los de siempre, ¿¡cómo se os ocurre detener a los abogados de izquierdas más famosos del mundo!? -dice Hunt desesperado. Están disponibles dos temporadas de 8 episodios cada una, una hora por capítulo, y se ha confirmado la tercera y final que se estrenará en 2010.

Life on Mars fue una revelación: en Spain no somos different, lo único distinto es el tratamiento que nos damos. Por eso, por nuestros complejos, la versión española (La Chica de ayer) no pudo cuajar y ese noble bruto del comisario aquí no resulta admirable. Diálogos rapidísimos e insultos memorables, también a los amigos: «You… great soft sissy, girlie nancy french bender Man United supporting POOF!» (sí, Hunt es del Manchester City), o derrapando hacia atrás con Ballroom blitz de los Sweet. Su secuela, Ashes to Ashes, es un festival para quienes ya no cumplimos los cuarenta. Personajes redondos, argumentos potentes y una trama total que no baja el listón. Cuidadas escenas para mayor deleite del respetable: el encuentro de Alex a lo putón ochentero con el trío calavera —«Mi reputación me precede»— y Hunt salvándole la vida bajo las notas de Viena de Ultravox, o el día del orgullo gay en comisaría cantando todo el repertorio de Village People. «Oh, querido Señor, si esto es una prueba me temo que voy a fallar» —dice al borde de la muerte cuando ve la exuberante anatomía de su compañera. Gene Hunt fue votado como el Britain’s favourite TV hero 2008, dejando atrás al segundo, Bauer, y el tercero, Doctor Who.

Mad Men, hipnótica

Engancha desde su presentación. Mad Men penetra la complicadísima realidad de cómo se gestó a finales de los 50s una sociedad postmoderna, la nuestra, cuando los Madof del mundo eran héroes. Una reconciliación con nuestros padres. Su nivel de exigencia friki es mucho menor que en Ashes to Ashes y no hay comparación con 24h. (donde se está o no se está). Lo de Mad Men es otra cosa, relacionada lejanamente con Los Soprano o A Dos metros bajo tierra; nos explica aquel Pijama para dos de Rock Hudson y Doris Day… de otra manera. Crea inquietud y adicción hipnótica, en parte por la estética y en parte por la reflexión libre de prejuicios que hace sobre el trabajo, la competencia, el feminismo y la condición humana en un mundo donde dinero, sexo y poder compiten con la familia y el bienestar. El pasado 16 de agosto se estrenó su tercera temporada, que terminará en noviembre, con su apabullante historial de dos Globos de Oro y 9 premios Emmy.

Leer más en Hispalibertas.
...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evite insultos, guarde las mínimas normas de etiqueta y respeto a los demás sin por ello restringir las críticas por duras que sean. No se permite el spam, las técnicas troll ni la suplantación de nick.
Lo otro, las opiniones: cada cual es responsable de las suyas.

Si haces click en un vídeo lo verás arriba, antes del primer post. Música, sexi, humor, Sci-Fi...

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Atapuerca, Burgos, Spain