Se aceptan donativos, cohechos impropios y mecenas

viernes, 4 de abril de 2008

SUP: El mejor ministro de Justicia... Para los terroristas

Estos son sendos comunicados del SUP a propósito del despropósito perpetrado contra la memoria, dignidad y justicia del policía Francisco Javier Sanz Morales, asesinado fríamente por un degenerado del GRAPO mientras el agente se preocupaba por los niños de un colegio y su seguridad vial.
Al asesinato terrorista se suman ahora el desprecio judicial y las repugnantes declaraciones de Fernández Bermejo, el mejor ministro de Justicia... Para los terroristas.

SUP Sindicato Unificado de Policía

EL MEJOR MINISTRO DE JUSTICIA… PARA LOS TERRORISTAS
"Tras leer las declaraciones de ayer del ministro de Justicia del Gobierno de España, en este sindicato ya no tenemos ninguna duda: Fernández Bermejo es el ministro de Justicia que se pediría para sí cualquier terrorista.
Considera un grave error del sistema un distinto criterio interpretativo de una prueba, llevando hasta el paroxismo la presunción de inocencia de un asesino al que incriminan en el hecho otras pruebas de diversa índole, y considera que se ha subsanado un error cuando el criminal es absuelto del crimen de un policía. Esta es la visión de la justicia del ministro de Justicia de España. Se ha subsanado un error con la absolución del terrorista que disparó por la espalda a un policía.
Representante de la izquierda judicial más sectaria, líder de los pijorojos, socialista de salón, o sociolisto, bronquista tabernario y defensor de comportamientos como gastar el salario de diez años de un policía en parchear una vivienda para vivir con todas las comodidades y lujos de los ricos, a los que supuestamente desprecia, nunca un ministro de Justicia se ha pronunciado con tanto desprecio hacia la vida de un policía.
Ni siquiera vale el recurso retórico de preguntarse si Fernández Bermejo sería capaz de decir eso mismo mirando a los ojos de los padres y hermanos de la víctima: sí, sería capaz, porque su soberbia e indecencia moral no le permiten entender un comportamiento humano y humilde, como debiera corresponder a un servidor público, a un ministro de España.
Este ministro es políticamente indecente y moralmente despreciable. No es digno de su cargo. Defiende a un terrorista antes que a un policía. Es una vergüenza para las fuerzas de seguridad y para los ciudadanos. Por el bien de la Justicia en España debería rectificar sus palabras pidiendo perdón. Y después marcharse con la cabeza baja. Ministro de Justiciadefensor de terroristas que asesinan a policías a los que el ministro insulta y desprecia".
Madrid, 4 de abril de 2008.

UNA SENTENCIA MISERABLE
"¿Se ha impartido justicia?
Esta es la pregunta a la que desde este sindicato, al que estaba afiliado Francisco Javier Sanz Morales, nos gustaría que respondieran los miembros del Tribunal Supremo que han absuelto a quien lo asesino hace ocho años, y también los miembros de la Audiencia Nacional cuya sentencia ha sido revocada. (¿Por qué no aplicó la Audiencia Nacional la simple y habitual práctica de retrasar el juicio hasta localizar a la testigo protegida?).
Pero más allá de echar culpas a la Policía y a la fiscalía por errores que se hayan podido cometer (y que desde ya exigimos que se investiguen, esclarezcan y depuren las responsabilidades a que haya lugar), lo que nos preguntamos es si con esta sentencia absolutoria, que impide que este asesino sea condenado por este hecho, el Tribunal Supremo ha impartido justicia. ¿No tenía ninguna otra posibilidad legal? ¿No podía disponer la repetición del juicio? En nuestra opinión esta sentencia burocrática, inaceptable e injusta, es un desprecio a la víctima, su familia y sus compañeros, y utiliza artilugios legales para favorecer a su asesino.
Nos preguntamos si no valía la pena remover hasta los cimientos de la ley –hemos visto en fechas recientes esta posibilidad en la aplicación de la “doctrina Parot”-, para hacer justicia en la letra y en el espíritu de las normas, y no incurrir en aquello mismo que se denuncia como negligencia o incumplimiento de la fiscalía o la Policía. Y es que si ha habido falta de diligencia comprobatoria en la actuación de la fiscalía y de la Policía, y errores en la sentencia de la Audiencia Nacional, exactamente el mismo error de impartir justicia, de aplicar la ley de espaldas a los ciudadanos y sometido a la burocracia de las normas ha cometido el Tribunal Supremo, sin realizar todos las prácticas exigibles al máximo tribunal de España, cuyos jueces no están por encima de la ley.
Los servicios jurídicos del sindicato estudiarán con todo detalle las sentencias del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional, y si existe una mínima posibilidad legal de exigir responsabilidades, sea a magistrados, fiscales, policías o abogados del Estado, por haber actuado con negligencia impidiendo que se imparta justicia, esa responsabilidad les será demandada.
El compañero Francisco Javier, asesinado con 28 años, merecía más respeto de quienes imparten la justicia en este país. Han insultado su memoria y a su familia. Los magistrados de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo deben impartir justicia aplicando la ley para los ciudadanos, no mirándose su ombligo o las puñetas de sus togas, que con este caso se han manchado de indignidad".

Madrid, 3 de abril de 2008.
COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL

2 comentarios:

  1. Policía Sanz Morales (q.e.p.d), vallisoletano

    ResponderEliminar
  2. Así sea.
    Y que se haga justicia a su memoria, familia y compañeros.

    ResponderEliminar

Evite insultos, guarde las mínimas normas de etiqueta y respeto a los demás sin por ello restringir las críticas por duras que sean. No se permite el spam, las técnicas troll ni la suplantación de nick.
Lo otro, las opiniones: cada cual es responsable de las suyas.

Si haces click en un vídeo lo verás arriba, antes del primer post. Música, sexi, humor, Sci-Fi...

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Atapuerca, Burgos, Spain