Se aceptan donativos, cohechos impropios y mecenas

domingo, 13 de abril de 2008

11M: Demanda Sánchez Manzano vs El Mundo -2

Demanda Sánchez Manzano contra EL MUNDO - 1
Demanda Sánchez Manzano contra EL MUNDO - 2
Demanda Sánchez Manzano contra EL MUNDO - 3

3, 3.- CUSTODIA - ANALISIS DE LAS MUESTRAS

3,3,1.- Hecho objeto de la noticia
Sobre la custodia de las muestras obtenidas de los focos de las explosiones para su posterior análisis también se ha escrito en abundancia en el medio demandado. En el procedimiento seguido ante la Sección Segunda de la Audiencia Nacional, algunas defensas solicitaron con carácter anticipado la práctica de
nuevos análisis químicos de los restos de muestras tomados de los focos de las explosiones. Y así fue acordado por el Tribunal, designándose ocho peritos químicos que volvieron a analizar una serie de muestras que obraban tanto en dependencia de la Guardia Civil como de los Tedax de la Policía.
En los análisis efectuados en el año 2007 se obtienen unos resultados que, sin ser diferentes de los obtenidos en el año 2004, sí arrojan nuevos datos sobre la probable composición de los artefactos explosivos. En efecto, tal y como se refleja en la sentencia (pag. 539) en estos análisis se detectan los siguientes compuestos químicos:
.-En todas las muestras, dibutilftalato o ftalato de dibutilo en un porcentaje muy superior al 1% [GOMA 2 ECO]
.-Nitroglicol -EDGN- en porcentajes superiores al 1% en todos los focos [GOMA 2 ECO]
.-Dinitrotolueno -DNT- en varios focos en porcentajes muy inferiores al 1% [GOMA 2 EC y TITADYNE]
.-24
Nitroglicerina -NG- en un foco de explosión en porcentaje muy inferior al 1% [GOMA 2 EC y TITADYNE]

Por otro lado, en relación a las muestras obtenidas, ha habido muestras que han estado custodiadas por TEDAX de policía y otras por Guardia Civil, y así, las muestras M-10-2; M-10-3-B, han estado en la Unidad Central de TEDAX de la Policía desde el 7 de abril de 2004, y en ellas no apareció DNT. Sin embargo, en la obtenida de Mocejon, M-10-1-C, que estuvo en la Unidad Central, sí apareció DNT. No apareció DNT en la M-10-3-B, procedente de los desescombros de Leganes y siempre estuvo en la Unidad TEDAX de la policía. De todas las muestras la única que no estuvo en la Unidad es la M-9-5 (no apareció DNT). Por lo que la aparición del componente DNT fue aleatoria y no se correspondía con la unidad donde había sido custodiada.
En cualquier caso, el Tribunal en la sentencia determina que
“está probada la presencia de GOMA 2 ECO en todos los trenes donde explosionaron artefactos explosivos, pues un componente exclusivo de este tipo de dinamita plástica en un porcentaje relevante -más del 1%-, el dibutilftalato, está en todos ellos y otro, el nitroglicol -también en porcentaje superior al 1%-, aparece también en todos los focos, aunque éste no sea exclusivo de la GOMA 2 ECO y forme parte de algunas variantes de Titadyne que no llevan nitroglicerina. Por el contrario, la presencia irregular y en porcentajes menores de nitroglicerina y dinitrotolueno impide descartar la presencia de pequeñas cantidades de otras marcas o clases de dinamitas”.

Es decir, queda probado que el explosivo utilizado fuese dinamita tipo goma, GOMA 2 ECO, (Que es precisamente lo que informó TEDAX el 11 de marzo), aunque no se descarta que fuera mezclado con otro tipo de dinamitas.

Bien, con ocasión de la realización de los nuevos análisis periciales, las noticias que aparecen una y otra vez en el medio periodístico demandado acusan frontalmente a mi mandante de no haber custodiado las muestras desde el 2004, e incluso en algunas ocasiones le acusan de haber contaminado intencionadamente las muestras que había en la Unidad para, nuevamente, dirigir la investigación lejos del explosivo utilizado por la banda terrorista ETA.

Aclaramos que los protocolos de actuación en la Unidad Tedax NO FUERON MODIFICADOS para la actuación llevada en el 11-M. Los TEDAX tuvieron la plena autonomía que en su trabajo le reconoce la normativa. La supervisión es hecha por el cuadro de mando: jefe subgrupo, jefe de grupo, jefe de sección, jefe de brigada y en última instancia el jefe de unidad. Es decir CUATRO escalones (todos ellos diplomados TEDAX) antes de llegar al Comisario Jefe de la Unidad. Hasta el día 31 de marzo de 2004, en los talleres centrales de reparación de RENFE, los TEDAX de la Unidad Central estuvieron realizando búsquedas de elementos relacionados con los artefactos y analizando los efectos de la explosión.
Sobre la naturaleza del explosivo utilizado en el atentado de los trenes, se recogieron muestras hasta el día 17, según se refleja en los oficios de remisión de la Jefatura Superior de Madrid. Las sustancias explosivas se envían a policía científica. Los restos de explosiones (se entiende impregnaciones, no “pesable”) lo hace la Unidad Central de TEDAX. Así lo establecen las normas que regulan la especialidad: Circular 50 “Sobre Actuación ante Atentado Terrorista”, difundida el 04-10-89 y la Resolución del DGP de 19-5-89, apart. PRIMERO, al SCDE (Servicio Central de Desactivación de Explosivos) le corresponden las siguientes funciones:
c) - La realización de exámenes, análisis, investigaciones y estudios técnicos sobre artefactos explosivos o incendiarios, desactivados o neutralizados; así como sobre los restos de las explosiones, emitiendo los oportunos informes técnico periciales.
Los relacionados con las explosiones fueron analizados por la Inspectora química especializada en explosivos, que comunicó los resultados al Comisario General de Seguridad Ciudadana, sobre las 14, 00 del día 11 de marzo. En sus informes preliminares consta el nitroglicol como componente mayoritario de los explosivos analizados, y por ello, determina que son componentes genéricos de las dinamitas. Después, esta inspectora continúa realizando análisis a las muestras que van llegando, las últimas el día 17; elaborando el informe el día 26 de marzo de 2006, fecha en la que se da cuenta por escrito al Comisario General de Seguridad Ciudadana. Este informe se remitió al juez de instrucción el 26 de abril
junto con otras pericias que había solicitado en el mismo oficio.

3,3,2.- Expresiones o mensajes lesivos
Sobre estas cuestiones, lo que se publica es lo siguiente:
El 24 de enero de 2007, pag. 3, en el editorial: “Primer paso firme del Estado en Pos de la verdad sobre el 11-M” (DOC 32). En el apartado “ETA ya no es un Tabú”, se escribe:
“Sería ingenuo creer que todas estas decisiones garantizan per se el esclarecimiento completo de los hechos. Ni siquiera certifican que sabremos qué fue lo que explotó en los trenes. El hecho de que haya sido precisamente Manzano quien ha custodiado durante casi tres años los restos incrementa nuestra cautela ante los resultados de estos nuevos análisis”.

El 14 de febrero 2007, El Mundo, pagina 3, editorial: “De lo que va del “vale ya” de la fiscal al dinitrotolueno” (DOC 33):
“… de ahí que insistamos en la responsabilidad tal vez criminal y desde luego administrativa de Sánchez Manzano al incumplir los protocolos, hurtar los restos de los trenes a la Policía Científica y lavarlos –como se supo ayer- con agua y acetona para hacer unos supuestos análisis que nadie ha visto jamás”.

El 19 de febrero 2007, en portada, como primer titular “Un superanálisis de la Fiscalía no halló contaminación de DNT en la Goma 2 ECO”. En página 3, editorial, DOC 34:
“…Resulta muy elocuente que todas las muestras en las que ha aparecido en 2007 [se refiere al DNT-dinitrotolueno-] lo que no se encontró en 2004 hayan estado estos tres años bajo la custodia del recientemente destituido jefe de los Tedax Sánchez Manzano y del …”

En las pags. 8 y 9, en artículo suscrito por García-Abadillo, con el titulo: “Un informe de la Guardia Civil demuestra que la Goma 2 ECO no está contaminada con DNT”, dentro del apartado 2.- (DOC 35):
“… la teoría de la contaminación… y la muestra patrón entregada para su cotejo por el entonces jefe de los Tedax Juan Jesús Sánchez Manzano… Olga Sánchez será la encargada de desmontar esta teoría. Empeñada en salvar a Sánchez Manzano, que también quiso hacer pasar la metenamina como elemento habitual de la Goma 2 ECO e incluso llegó a mentir afirmando que en la bolsa de Vallecas también había esa sustancia (luego dijo que había sido un error mecanográfico), la fiscal….”.

En la pag. 9 figura una fotografía con el pie “El comisario de los Tedax, Sánchez Manzano, recibiendo una condecoración de manos de Peces-Barba” (Aclaramos que no fue una condecoración personal sino una placa a toda la especialidad acreditando entrar en la Orden al Mérito Constitucional con motivo de 30 años al servicio de la sociedad. En esta misma página se cita varias veces la Unidad Central de desactivación de explosivos como lugar de custodia).
En los últimos párrafos:
“….La acetona también es un disolvente que sirve para detectar, por ejemplo, el DNT. ¿Dónde están los resultados de los análisis que se hicieron en su día en el laboratorio de los Tedax? No se sabe. Según Sánchez Manzano, dichos análisis sólo fueron trasmitidos oralmente y no existe ningún escrito donde se reflejen sus conclusiones. Esa explicación es, sencillamente increíble. Lo más probable es que Sánchez Manzano supiera ya en la mañana del día 11 que el explosivo utilizado contenía DNT y nitroglicerina, como señaló en repetidas ocasiones ante la comisión de investigación parlamentaria”.

El 26 de febrero 2007, en portada: “El DNT era componente del explosivo de los trenes, según peritos del 11-M”, en subtitular
“Los peritos del 11-M pedirán al Tribunal nuevos restos para precisar la proporción exacta de DNT al haber desaparecido los informes y el líquido del lavado que Manzano realizó en 2004”.
(En pag. 3 Editorial “Sólidas razones para creer que en los trenes no estalló goma 2 ECO”, doc 37.
Ese mismo día, en un artículo suscrito por Casimiro García-Abadillo (doc 38):
“…. A este respecto resulta esencial averiguar dónde están los resultados concretos de los análisis realizados por los Tedax que Manzano resumió bajo el engañoso cajón de sastre de “componentes genéricos de las dinamitas”. Y dónde está, o por qué no fue conservado, el líquido fruto de aquel lavado en el que se disolvieron buena parte de las sustancias que formaban el explosivo. ¿Alguien duda de que si hubiera avalado la tesis de la Goma 2 ECO formarían parte del sumario y estarían a disposición del Tribunal? “…Si entonces no estaban y ahora sí… sólo cabe preguntarse quién ha custodiado durante el intervalo. Sobre todo si resulta que en el caso de Mocejón aparece DNT en la muestra de tres gramos que han manejado Manzano y Santano y no en las demás…”

En la pag. 10, continuando el artículo de Casimiro García-Abadillo:
“…La Fiscal es consciente….ha solicitado que se incorpore a la causa el análisis que se hizo a instancias del destituido jefe de los Tedax, Sánchez Manzano (que de nuevo hurtó esa labor a la Policía Científica), sobre los cartuchos de dinamita incautados a Suarez Trashorras y Antonio Toro en la conocida como operación Pipol” “…. ¿Es que acaso no hay responsabilidad penal en esa negligencia por parte del responsable de los Tedax y que ahora hace imposible determinar….”

El 28 de febrero de 2007, en la pag. 3 en el editorial: “Graves sospechas una vez descartada la contaminación en fábrica”(doc 39):
“….Sólo caben, pues, estas dos opciones: que la contaminación haya sido accidental o deliberada. En el primer caso, a la retahíla de extrañas casualidades que jalonan el sumario habría que añadir el hecho de que la sustancia que aparece en las muestras de explosivo intacto sea justo la misma que se ha hallado inesperadamente en los análisis de los focos de los trenes. En el caso de que la contaminación haya sido deliberada, no es difícil encontrar un posible móvil. Sabemos de la presencia de DNT en los trenes por los análisis que llevó a cabo su unidad, y cuyos resultados permanecen inéditos, el jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, o alguien de sus dependencias pudo ordenar que se añadieran pequeñas cantidades de esta sustancia para que todo cuadrara. En cualquier caso, esto sólo son hipótesis. Lo que es ya irrebatible es que la Goma 2 ECO no venia contaminada de fabrica y que sólo pudo mezclarse con el DNT en el laboratorio de los Tedax”.

En la página 3, de opinión, de ese mismo día, en el editorial “Una prueba dura pero pertinente”, en la tercera columna. “Por lo demás, las últimas pruebas han arrojado nuevas sospechas sobre los Tedax…”, finalizando “¿magia potagia o manipulación de pruebas?”.

El domingo, día 20-5-07, en carta del director, “La suite del cascanueces” Pedro José Ramírez, Doc 40, en el tercer párrafo:
“… Es más, independientemente de cual sea la sentencia –en la que necesariamente…- y tanto si deduce testimonio como si no contra algunos de los responsables de este fiasco, nuestra democracia tiene desde hoy una asignatura pendiente: investigar a los investigadores. Concretamente al jefe de los Tedax Sánchez Manzano, a su superior directo Cuadro Jaén, a la cúpula de la Policía Científica, al juez Del Olmo y a la fiscal Olga Sánchez… Podrá tratarse de una investigación judicial, parlamentaria o administrativa, pero la dignidad nacional no puede permitir que queden sin contestar preguntas tan elementales como por qué no se recogieron muchas más muestras en los focos de las explosiones –es inaudito ….-, porque no se redactaron los informes de los análisis supuestamente efectuados el propio 11-M por los Tedax, por qué no se entregaron a la Policía Científica los restos disponibles y por qué no se conservaron el agua y acetona…”

En la segunda columna, primer párrafo:
“Puesto que altos responsables policiales han incumplido una y otra vez la Ley de Enjuiciamiento Criminal con la complacencia del instructor y la fiscal, sólo la comprobación de que ello se debió a un cúmulo de
negligencias dignas de severas sanciones disciplinarias permitirá descartar otras motivaciones de carácter abiertamente delictivo. Y es que el balance de la pericia que –como ahora veremos- no se limita a decir que no se sabe cual fue el explosivo empleado, nos empuja sin remedio hacia tres desafíos a cual más vertiginoso: ….; el de averiguar quien colocó las pruebas falsas destinadas a orientar la
investigación en esa única dirección; y el de establecer quien escondió, manipuló o destruyó las pruebas verdaderas para evitar que se abrieran otras vías de pesquisas….”

Ya en página 4, en cuarta y la última columna:
“… Pues el lavado con agua y acetona que han sufrido las muestras de los restos de los focos. Es decir, una intervención física y deliberada de una mano humana. ¡Qué feliz hallazgo semántico! Que nadie me alinee a partir de ahora con ninguna teoría de la conspiración, porque en este mismo momento abrazo la muy benemérita doctrina de la alteración del 11-M…”
Tanto en una página como en otra figura un dibujo que representa moléculas volando entre cartuchos y bolsas, figurando en el centro, parte superior, un letrero con la palabra “TEDAX”. Trata de reflejar gráficamente lo que Ramírez Codina, en la segunda columna, tercer párrafo, denomina “teoría de la suite del Cascanueces” .

El lunes 21 de mayo de 2007, DOC 41, en página 3 en editorial titulado : “Sí había restos del 11-M, pero Manzano ni los analizó ni los aportó”. En todo su contenido se vierten falsedades sobre las actuaciones del día 11-M e imputaciones de conductas negligentes y dolosas graves. Entre otras:
“…Como no podía ser de otra manera, las nuevas revelaciones vuelven a poner el foco sobre la desastrosa actuación del ex jefe e la Unidad Central de los Tedax, Sánchez Manzano… Las órdenes de Sánchez Manzano despiden el inconfundible aroma a chapuza que impregna muchas de las investigaciones del 11-M, pero que nadie se llame a engaño: aquí no ha habido sólo negligencia. Ha tenido que haber algo más… ¿Prefirió Manzano mantener sus pesquisas en una zona de sombra que le permitiera respaldar la emergente tesis de la goma 2 ECO en vez de averiguar la verdad?... Lo que si debería hacer el Tribunal es tomar buena nota de la conducta del ex jefe de los Tedax, cuyo papel en la recogida de restos supone en el mejor de los casos una inaceptable negligencia y en el peor una actuación que raya en el encubrimiento y la manipulación de pruebas. En todo caso un ctrimen que no puede quedar sin castigo”.

En el diario de ese mismo día, como primer titular en portada, se inicia un artículo suscrito por Garcia-Abadillo (DOC 42) :
“Los Tedax amontonaron en sus depósito cientos de restos del 11-M sin etiquetar”. Como tercer subtitular “Agentes que participaron en las tareas de recogida atribuyen el incumplimiento de las normas de etiquetado al caos creado por la intervención personal de Manzano”.
El contenido del artículo, que continúa en la pagina 8 y 9, contempla informaciones que no se ajustan a la realidad, por ejemplo el subtitulo de la página 8: “muchas de las muestras recogidas de las explosiones de los trenes fueron llevadas al Depósito de Restos Judiciales sin indicar de donde procedían y cuándo fue localizada, como ordena el protocolo”.

El martes, 22-5-07, en la página 3 de opinión:
“Que la marrullería de Manzano no empañe la labor de los Tedax”: (doc 43)
“… de cuyo almacenaje sin etiquetar y sin una cadena de custodia clara fue responsable el ex jefe de los Tedax… Tanto Interior como el Tribunal deben indagar en el turbio papel que ha desempeñado en la investigación Sánchez Manzano, que incumplió todos los protocolos de actuación y decidió no hacer nuevas pruebas con las muestras….” En cualquier caso sería muy injusto que la marrullería del que fue jefe de los Tedax empañara la abnegada labor….”

Ese mismo día, en portada: “La AVT pide el inventario de lo recogido por los Tedax el 11-M”, articulo que continúa en la página 20:
“…. Sobre este aspecto, El Mundo informa ayer de que la unidad dirigida por el destituido Juan Jesús Sánchez Manzano almacenó cientos de restos del 11-M en Depósito de Restos Judiciales sin indicar de donde procedían….”


3,3,3.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia
Por supuesto aclaramos que ninguna acción de tipo disciplinar, interna o administrativa, ha sido ejercida contra mi mandante o contra alguien de la Unidad que entonces dirigía, precisamente porque las imputaciones sobre dejación de funciones, incumplimiento de los deberes de custodia, e incluso manipulación de informes y ocultación de datos son, simplemente, FALSOS.
En ningún caso mi mandante, ni el resto de los cuatro niveles del cuadro de mando, dieron órdenes para que se actuara de forma distinta en el 11-M. Se cumplieron estrictamente los protocolos de actuación que anteriormente hemos reflejado.

Los autores de las informaciones aquí denunciadas pudieron documentarse sobre la auténtica realidad de las mismas en el sumario 20/04, de donde extraían los datos que, debidamente troceados y tergiversados, servían a la opinión pública, trasladando la imagen de pruebas falsas, manipulaciones, ocultaciones,
encubrimiento…, todo ello envuelto en palabras grandilocuentes como: en beneficio de la verdad, no se lo puede permitir la democracia o la dignidad nacional, las cuales añaden una mayor carga ofensiva al falso mensaje, incrementando los efectos sobre el honor y la imagen de las personas mencionadas, entre ellas mi
mandante, al cual sitúan claramente en el centro de estas “maniobras”.

Si omitieron comprobar que en el sumario constan: las actas de recogida y entrega de restos de los trenes del grupo de la Jefatura de Madrid, de 17 de marzo de 2004, las de la unidad central, con su correspondiente referencia de etiquetado; el informe del análisis realizado el 26 de marzo de 2004 sobre el resto de las explosiones de los trenes; que las piedras no constan en ninguna de las actas de
los TEDAX de la Policía y si en las de la Guardia Civil, los demandados no pusieron ninguna diligencia en comprobar la veracidad de sus publicaciones ni tuvieron en cuenta las más elementales reglas de su oficio.

La gravedad de sus acciones, publicando noticias o difundiendo opiniones contrarias a la realidad, alcanza sus máximos niveles en aquellas realizadas durante el mes de mayo de 2007, cuando el juicio del 11-M estaba tocando a su fin y ya habían declarado los testigos y los peritos.
En la Vista Oral, retransmitida en directo por TV y radio, quedó claro y perfectamente inteligible para profanos, además de los cuestiones del anterior párrafo, que los procedimientos de recogida y custodia de restos es una labor técnica que realizan y documentan los TEDAX, y es supervisada por el cuadro de mando cuyos miembros son TEDAX, excepto mi mandante. También quedó claro que el lavado con agua y acetona es un medio técnico en la búsqueda y análisis de impregnaciones después de una explosión. Se expuso por mi mandante la normas que regulan los procedimientos y protocolos de actuación de los TEDAX y la delimitación de competencias en cuanto a análisis de restos, posteriormente, la sentencia acepta que han sido correctamente aplicadas al no atender las peticiones de deducción de testimonio.

Es evidente que bastaba una observación atenta a todo lo que, objetivamente, constaba y era presentado en relación con los TEDAX, para conocer la verdad. Desde luego, esto suponía un esfuerzo infinitamente menor que la construcción de los mensajes objeto de esta demanda a base recortar, trocear, entrelazar e ignorar,
según el caso, datos inveraces y verdaderos, para tergiversar o manipular una noticia, con un resultado falso, a raíz de lo cual se emitían opiniones difamatorias.

3,4.- TELEFONOS MOVILES DE ETA

3,4,1.- Hechos objeto de la noticia
El 10 de abril de 2006, se elabora un breve informe, adelantándole al juez la investigación que se estaba llevando a cabo sobre las posibles relaciones ETA con 11-M.
Un mes después, el 9 de mayo de 2006, se remite INFORME PERICIAL sobre la misma cuestión, firmado por dos TEDAX, que en nada contradice lo expuesto por el informa más breve. En ambos, se concluye que no hay relación en el modus operandi entre la utilización de los móviles por la banda terrorista ETA y el modus operandi del 11 de marzo.

3,4,2.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia
Lejos de reflejar puntualmente lo que decían sendos informes, dado que, al parecer y según se desprende de la lectura de sus publicaciones, el Diario El Mundo tenía el sumario al completo, lo que se difunde es lo siguiente:
El 26 de junio de 2006, en portada, como primer titular: “El último comando Madrid de ETA tenía un móvil preparado como los del 11-M”, suscrito por Casimiro García-Abadillo. (doc 44). En el mismo, después de explicar la intervención de la Guardia Civil, en la página 8, se dice:
“… en opinión de Sánchez Manzano, los etarras siempre han usado el móvil para hacer estallar la carga mediante llamadas, lo cual es sólo parcialmente cierto. El responsable de los Tedax omitió en su escrito al juez que ETA hizo pruebas para usarlo como temporizadores, como hizo el comando Txirrita…. Es sorprendente que ni el responsable de los Tedax ni el ministro informasen al juez de que ETA no sólo sabía que los móviles podían emplearse como temporizadores, sino que, de hecho había realizado pruebas para usarlos en sus acciones terroristas en Madrid.”

3,5.- TARJETA DE TELÉFONO BOMBA

3,5,1.- Hechos objeto de la noticia
En “Informe Pericial sobre diversas cuestiones relacionadas con el atentado del día 11 de marzo de 2004 en Madrid” consta lo siguiente:
“Respecto al estudio en pantalla de las funciones que tenía programadas el teléfono, se observó que su reloj marcaba la hora correcta, y que estaban activadas las de vibración y alarma-despertador a las 07,40 horas”. Sigue el informe pericial detallando pruebas realizadas con el mismo. Destacamos que es el teléfono móvil encontrado en la “Mochila de Vallecas” (artefacto desactivado en Parque Azorín, punto de partida de las principales líneas de investigación). Lo firman dos peritos, uno de ellos fue el que lo examinó momentos después de ser desactivada la bomba.
Otro informe pericial posteriorl, pericial conjunto de la Policía y de la Guardia Civil, también explica la programación del teléfono móvil utilizado como sistema de activación de la siguiente forma (folio 53.849): “El teléfono móvil se encontraba inicialmente apagado. Al encenderlo, se pudo apreciar que en la pantalla, tenía programadas las funciones de alarma-despertador y vibración. La hora que marcaba el reloj era la correcta y la alarma estaba programada para las 07,40 horas”. Dicho informe pericial de 24 de junio de 2005, lo firman cuatro peritos TEDAX dos de la Guardia Civil y dos del CNP. No consta Visto Bueno del jefe porque los TEDAX fueron nombrados directamente por el Juez.
Informe Pericial elaborado por dos TEDAX en noviembre de 2005:
“…Cuando se procedió al estudio del teléfono, su hora coincidía con la real, y tenía activadas las siguientes funciones:
Alarma recordatorio diaria a las 7,40 horas
Función de Vibrador…”
El informe es de carácter pericial, firmado por dos peritos y mi mandante únicamente da el visto bueno.
En el juicio, a una pregunta de la acusación (Ayuda a las Victimas del 11-M) lo que mi mandante explicó era exactamente lo que le habían informado: que tenía la hora real y estaba programado para activar la función vibrador-despertador (donde estaba conectado el detonador) a las 7,40 hrs. Que estaba presente, pero no observó directamente lo que hicieron los TEDAX para averiguarlo.
Posteriormente, el TEDAX, que declaró en el juicio como perito en sistemas de activación de artefactos, explicó detalladamente que ese modelo de teléfono admite su encendido y observar todas las funciones programadas sin necesidad de cambiar de tarjeta o quitarle la fuente de energía.

3,5,2.- Ausencia de veracidad y falta de diligencia
De estos datos objetivos los demandados realizan las siguientes afirmaciones:
El día 5 de marzo de 2007, como primer titular “La Policía obtuvo datos del 11-M sin orden judicial y de forma inverosímil”, DOC 45, como tercer subtitular: “Manzano engañó al juez diciéndole por escrito que
la hora del teléfono de Vallecas “coincidía con la real”, cuando la habían puesto los propios Tedax después de que esa información se perdiera al encender el Trium con la tarjeta del móvil de un agente”.
Estos titulares encabezan un artículo suscrito por Casimiro García-Abadillo, que continúa en pag. 8 (mismo DOC 45):
“…Sobre las 4,00 Horas….fue llevado a las dependencias de dicha Unidad, en el Complejo de Canillas. Su jefe Juan Jesús Sánchez Manzano, la trasladó allí personalmente… Para sorpresa de la policía, el
teléfono conectado al detonador estaba apagado……”
“El juez Del Olmo tuvo mucho interés….Tal es así que el 20 de octubre
de 2005…. ordenó a los Tedax un informe pericial sobre el asunto. El 7 de noviembre de dicho año, Sánchez Manzano le remitió al juez su informe pericial, en el que se afirmaba “cuando se procedió…”
“El comisario jefe de los Tedax no dijo la verdad al juez. Una vez que se quita la batería….”… “si, como relataron el propio Sánchez Manzano y el Comisario General de Policía Científica Miguel Angel Santano, ante la Comisión de Investigación del 11-M, el teléfono se desmontó para extraer la tarjeta”.
En el editorial de ese mismo día 5 de marzo de 2007, pag. 3(DOC 46):
“…. Es inevitable, por lo tanto,…, o con la significativa declaración del mando policial que el jueves aseguró ante el tribunal que desde el primer momento los Tedax mantuvieron -¿con que base si ni siquiera se había localizado aún a Trashorras?- que la dinamita procedía de Mina Conchita. Todo nos devuelve a la expresiva metáfora de las piedras de pulgarcito evocada por Fernando Múgica en uno de sus primeros agujeros negros: es como si alguien hubiera dejado, en paralelo al atentado, una serie de pistas preconstituidas para que la autoría quedara de inmediato resuelta.
Únase a ello el nuevo engaño de Sánchez Manzano al Juez Del Olmo -¿y van?-, haciéndole creer que el teléfono hallado en la mochila tenía la hora correcta, cuando en realidad habían sido los propios Tedax….”
En un artículo, publicado el 16 de julio de 2007, Doc 47, García-Abadillo utilizó expresiones similares a: El comisario jefe de los Tedax, Juan Jesus Sánchez Manzano “mintió” en el juicio cuando dijo que el móvil del artefacto de Vallecas tenía la hora real y la activación del despertador-vibrador estaba programada para las 7,40. No lo podía saber porque ese modelo de teléfono, al quitarle la pila, se desprograma. Al estar apagado, para activarlo uno de los Tedax introdujo la tarjeta de su móvil y para eso tuvo que quitar la pila.
Como se comprueba nuevamente, se imputa a mi representado diversas conductas que están muy alejadas de la realidad, teniendo los demandados suficientes datos como para comprobar la rigurosidad de la “noticia” y evitar, así, juicios de valor equivocados sobre mi mandante. A pesar de haber comparecido ya en juicio mi mandante y el TEDAX que examinó el teléfono, continúan tergiversando la verdad y manipulando la información.

3.6.- BOLSA MOCHILA (Mochila de Vallecas)

3,6,1.- Hechos objeto de la noticia
Como es sobradamente conocido, procedente de los efectos de la estación de El Pozo se recoje una bolsa de deportes que es llevada a la Comisaría de Puente de Vallecas, donde se procede a su apertura, encontrándose un teléfono móvil conectado a una masa de de Goma Dos Eco, con un detonador. Dicha bolsa de deportes fue desactivada y a partir de los elementos encontrados en ella la investigación de los atentados fue a un ritmo vertiginoso.
A primeros de marzo de 2006, con motivo de una diligencia de reconocimiento realizada en sede judicial, al inspector jefe responsable de la custodia de los efectos recogidos en la estación de El Pozo, le fue mostrada una bolsa similar a la que contenía la bomba desactivada. Esta bolsa había sido enviada al juzgado, junto a otros efectos, por otra Unidad de la Comisaría General de Información, con un oficio sobre investigaciones de la bolsa de Vallecas. La bolsa, que no fue reconocida por el inspector jefe como una de las vistas por él en El Pozo, había sido comprada por la Unidad Central de Información Exterior para hacer investigaciones, así consta claramente en el sumario, donde en oficio de 14 de marzo de 2006, dicha Unidad explica el motivo de la confusión, a la que habían sido totalmente ajenos los TEDAX.

A partir de lo anterior, el 15 de marzo de 2006 el diario El Mundo publica, en portada, como primer titular “Del Olmo investiga por qué la Policía le envió la falsa “mochila de Vallecas”, y en subtitular “El Comisario Manzano, Jefe de los Tedax, telefoneó anteayer al juez para decirle que la bolsa que contenía la dinamita y el móvil seguía en su poder dos años después del 11-M”.
Este subtitular era perfectamente prescindible en los términos expuestos, pero no era inocente, obedecía a una clara intencionalidad, como veremos más adelante.
Era necesario para alcanzar la finalidad pretendida en publicaciones posteriores.

3,6,2.- Informaciones publicadas conteniendo la verdad:
En la última portada citada, (DOC 48) un articulo de fecha 15 de marzo de 2006, suscrito por Maria Peral, se inicia:
“El magistrado de la Audiencia Nacional Juan Del Olmo, que investiga los atentados del 11-M, ha reclamado a la UCIE (Unidad Central de Información Exterior) que le explique por qué le identificó con la denominación “bolsa Vallecas” una maleta que esa unidad policial adquirió en un comercio de Lavapiés para compararla con la mochila bomba que se desactivó en la Comisaría de Vallecas y a partir de la cual la investigación se centró en el terrorismo islamista”.
En editorial, página 3, de ese mismo día 15:
“La prueba sigue en entredicho y la instrucción queda en evidencia” en el segundo párrafo: “La Audiencia Nacional reconoció que la mochila falsa fue enviada al juzgado por la Comisaría General de Información como si fuera la verdadera en febrero pasado. ¿Y la auténtica? Estaba en las dependencias de los Tedax desde abril de 2004” (doc 49)

Como se puede ver, el primer día que surge la noticia se conoce con detalle lo sucedido y la Unidad a la que pertenecen los funcionarios que habían comprado y enviado la bolsa al juzgado. Nada que ver con los TEDAX.

3,6,3.- Ausencia de veracidad y manipulación de la noticia.
El día 16 de marzo de 2006, DOC 50, Federico Jiménez Losantos escribe en El Mundo:
“Por ejemplo, la bolsa del Puente de Vallecas. Durante dos años, el jefe de los Tedax se la ha quedado en su casa, hurtándosela al juez Del Olmo. Y si ha sido capaz de quedarse con la prueba principal que permitió poner en marcha toda la tragicomedia del 11-M al 14-M, más los esperpentos parlamentario y policial de estos dos años infames, ¿qué no habrán hecho Manzanos y Perales, encinas y Alcornoques, con otras pruebas menores y las declaraciones de unos y otros?¿Qué diligencias habrán sido realizadas y qué minuciosidades rematadas en 10 segundos? Si tanta desvergüenza y tanto desprecio al juez han demostrado en la piedra angular del sumario, ¿qué no habrán trampeado, inventado, escondido, disimulado o falsificado mientras el juez lloraba en público…? Esto último prueba que el juez Del Olmo es persona de buen corazón y que su señora ha hecho una buena boda, pero para lidiar estos marrajos (tiburón) resabiados lo que hace falta es una técnica depurada y una mala leche peor que la del animalario aculado en tablas, que finge una mansedumbre inerme hasta que se descuida el diestro y, zas, en una décima de segundo le mete el cuerno por la mochila. En lo que se parecen a los terroristas clásicos estos trileros
desvergonzados del 11 M, estos vendedores de humo y engañabobos al por mayor, es en la importancia que le dan al lenguaje, que el terrorismo del XIX, las guerras del XX y los golpes de Estado del XXI es donde se
gana o se pierde.....”.

A pesar de que en el periódico tenían un conocimiento exacto de quién había mandado la bolsa que no contenía la bomba, y se había emitido un comunicado oficial con explicaciones al respecto, Pedro José Ramírez, obviando la información que debía conocer perfectamente, porque se había publicado en su periódico y constaba en el sumario, el día 19 de marzo 2006, Doc 51, en carta del director, dice:
“… A base de seguir enlazando circunstancias y rimando una fichas con otras es imposible soslayar, además, que el mismo Comisario Sánchez Manzano, a la sazón jefe de los Tedax, que ahora se ha descubierto que llevaba dos años guardando en su poder la “mochila de Vallecas” mientras ésta criaba y se reproducía, es también el responsable de que casi durante el mismo intervalo se le ocultara al juez la radiografía que mostraba la situación de los cables y es también el responsable de suministrar al instructor información falsa sobre la composición del explosivo, para hacerla coincidir –vía metenamina- con la de los cartuchos de la furgoneta de Alcalá”.

El 2 de mayo de 2006, en página 3, DOC 52, sección de opinión “La cinta coránica tampoco la tiene el juez” … y la propia bolsa permaneció en poder del inspector de los Tedax Sánchez Manzano hasta que el juez se percató de que le habían dado gato por liebre…”

El 13 de julio de 2006, pagina 9, Casimiro G-A, “Carta abierta a Olga Sánchez”, DOC 53:
“…Las cosas, y tú eres consciente, no se han hecho bien. En el curso de la instrucción el jefe de los TEDAX se ha destacado por sus ocultaciones y obstrucciones a la justicia……Es decir, que Sánchez Manzano se
había quedado con la buena y al juzgado sólo había enviado una bolsa recién comprada y parecida a la original”.

El 16 de diciembre de 2006, pagina 3, Editorial: “Una destitución que deja en el aire todo el sumario del 11-M”, DOC 54:
“…han sido nuestras investigaciones las que han revelado la actuación inquietante, confusa y negligente del ya ex jefe de los Tedax…” “Pero también Sanchez Manzano es el responsable de uno de los episodios mas oscuros de la investigación: la contaminación con metenamina…”. Entre todos los episodios en los que Manzano ha tratado de condicionar la actuación del juez... el más chusco es el de la bolsa falsa que facilitó al instructor haciéndola pasar por la mochila de Vallecas, prueba clave del 11-M, que tenía guardada en su despacho,…..” .
“Todas las actuaciones de Sánchez Manzano sólo pueden tener dos explicaciones: o bien estamos ante un jefe policial de una torpeza contumaz y de una insolvencia preocupante, o bien su conducta forma parte de una manipulación intencionada para establecer una interpretación del 11-M a toda consta.”. La destitución de Manzano deja en evidencia tanto a Del Olmo como a la fiscal Olga Sánchez, que han dado por buenas sus
manipulaciones y chapuzas…”

3,6,4.- Actuaciones realizadas por los TEDAX respecto a la bolsa de Vallecas.
La bolsa auténtica, la que contenía la bomba desactivada en Vallecas, estaba en la Unidad Central TEDAX, en depósito como establece la normativa. Al juez le constaba por escrito esta circunstancia desde el principio. Así se acredita en el sumario del que disponía El Mundo en esos momentos, según acreditan algunos de los datos que publica. También consta en el sumario los dos análisis efectuados por Policía Científica a la bolsa, donde obligatoriamente se tiene que reflejar recogida y devolución a la Unidad Central.
Como se ha dicho antes, la confusión la propició otra Unidad de la Comisaría General de Información al remitir una bolsa similar junto a otros efectos, sin especificar la verdadera naturaleza y origen de la misma. El oficio de la UCIE, que obra en el sumario y ha sido referenciado anteriormente, lo deja meridianamente claro y estaba a disposición de estos periodistas.
La intencionalidad y el desprecio temerario a la verdad se pone de manifiesto con una contundencia fuera de toda duda, en el hecho de que estas personas conocían la verdad como acreditan las primeras publicaciones de su mismo periódico referenciadas al principio del apartado sobre este tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evite insultos, guarde las mínimas normas de etiqueta y respeto a los demás sin por ello restringir las críticas por duras que sean. No se permite el spam, las técnicas troll ni la suplantación de nick.
Lo otro, las opiniones: cada cual es responsable de las suyas.

Si haces click en un vídeo lo verás arriba, antes del primer post. Música, sexi, humor, Sci-Fi...

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Atapuerca, Burgos, Spain