Se aceptan donativos, cohechos impropios y mecenas

domingo, 13 de abril de 2008

11M: Demanda Sánchez Manzano vs El Mundo -1

Demanda Sánchez Manzano contra EL MUNDO - 1
Demanda Sánchez Manzano contra EL MUNDO - 2
Demanda Sánchez Manzano contra EL MUNDO - 3

GLOSARIO DE LA DEMANDA
DEMANDANTE: JUAN JESUS SANCHEZ MANZANO
DEMANDADOS: PEDRO JOSE RAMIREZ XXXXX, CASIMIRO GARCIA ABADILLO, FEDERICO JIMENEZ LOSANTOS, FERNANDO MÚGICA XXXXX, GRUPO UNIDAD EDITORIAL (DIARIO EL MUNDO).
MATERIA: DERECHO AL HONOR
CUANTIA: TRESCIENTOS MIL EUROS.
(...)
3,1.- Supuesta relación del Jefe de Tedax con Carmen Toro
3,1,1.- Hechos objeto de la noticia
3,1,2.- Expresiones o mensajes lesivos
3,1,3.- Rectificación de la noticia
3,1,4.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia

3,2.- Existencia de metenamina en los análisis sobre explosivos de TEDAX y de Policía Científica
3,2,1.- Hechos Objeto de la noticia
3,2,2.- Expresiones o mensajes lesivos
3,2,3.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia

3,3.- Custodia. Análisis de las muestras (de explosivos)
3,3,1.- Hecho objeto de la noticia
3,3,2.- Expresiones o mensajes lesivos
3,3,3.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia

3,4.- Teléfonos Móviles de ETA
3,4,1.- Hechos objeto de la noticia
3,4,2.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia.

3,5.- Tarjeta de teléfono hallada en la bolsa de deportes de la estación de El Pozo
3,5,1.- Hechos objeto de la noticia
3,5,2.- Ausencia de veracidad y falta de diligencia

3,6.- Bolsa Mochila (Mochila de Vallecas)
3,6,1.- Hechos objeto de la noticia
3,6,2.- Informaciones publicadas correctas
3,6,3.- Ausencia de veracidad y manipulación de la noticia
3,6,4.- Actuaciones realizadas por TEDAX

3,7.- Radiografía
3,7,1.- Hechos objeto de la noticia
3,7,2.- Ausencia de veracidad y falta de diligencia

3,8.- Especial referencia a FERNANDO MUGICA.

3,9.- Sobre declaraciones en el Juicio

3,10.- Otras informaciones publicadas. Especial referencia a Federico Jiménez Losantos y a Luis del Pino.

3,11.- El Mundo después de la sentencia.

AL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DE MADRID Dª MARIA TERESA RODRIGUEZ PECHIN, Procuradora de los Tribunales y de JUAN JESUS SANCHEZ MANZANO, según tengo acreditado con el PODER PARA PLEITOS que, con cláusula especial, acompaño como DOC UNO, ante el Juzgado comparezco y, respetuosamente, DIGO:
Que en virtud de la representación que ostento vengo a interponer DEMANDA DE JUICIO ORDINARIO en reclamación de la cantidad de TRESCIENTOS MIL EUROS (300.000) en concepto de indemnización por daños
y perjuicios y demás medidas que se solicitarán más adelante, POR VULNERACION DEL DERECHO AL HONOR DE JUAN JESUS SANCHEZ MANZANO, de acuerdo a los postulados previstos en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, sobre protección civil del derecho al honor, a la intimidad y a la propia imagen. La demanda se dirige frente a las siguientes personas y entidades:
.- Casimiro García-Abadillo XXXXX, cuyo domicilio a efectos de notificaciones será en en la sede social del diario El Mundo
.- Pedro José Ramírez XXXXX, cuyo domicilio a efectos de notificaciones será en en la sede social del diario El Mundo
.- Diario El Mundo (Grupo Unidad Editorial), en su calidad de responsable civil.
.- Federico Jiménez Losantos, con domicilio a efectos del presente emplazamiento en la sede social del diario El Mundo.
.- Fernando Múgica XXXXX, con domicilio a efectos del presente emplazamiento en la sede social del diario El Mundo. El domicilio social del Diario EL MUNDO es el sito en la c/ Pradillo, 42, 28002, Madrid.

Se basa la presente demanda en los siguientes HECHOS
PRIMERO:
Como es sobradamente conocido, el 11 de marzo de 2004 se produce en Madrid el mayor atentado de la historia de Europa, causando 191 muertos y 1.843 heridos. En esas fechas mi mandante ocupaba el cargo de comisario jefe de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos y NRBQ, esto es, de los TEDAX.
Desde el inicio de las investigaciones, ciertos medios periodísticos comenzaron una campaña mediática, sin precedentes en la Historia de España y de la historia de la lucha antiterrorista, de descrédito de las instituciones policiales, y más concretamente, de las líneas investigativas que llevaban en ese momento las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, con tergiversaciones de datos del sumario, sacados fuera de contexto y manipulados a conveniencia, e incluso con flagrantes mentiras. Desde el Diario El Mundo se inicia, como decimos, una campaña que pretende desacreditar tanto los resultados de la investigación policial como a los funcionarios públicos que encarnan o están al frente de determinados
departamentos especialmente involucrados en la investigación. Son las llamadas por otros medios periodísticos “teorías conspirativas”, teorías que han llegado a plantear la connivencia del partido que ganó las elecciones en el año 2004, el PSOE, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los terroristas perpetradores de los atentados para provocar el cambio en el Gobierno, sin importarles la causación de víctimas para lograr sus objetivos.

Como botón de muestra de tal línea editorial por parte de la publicación demandada, acompañamos como DOC DOS copia de la CARTA DEL DIRECTOR, aparecida en el Diario El Mundo el domingo 28 de agosto de 2005. Dicha carta se titulaba: ¿Y si lo hizo un Policía?. Y en ella, se dice textualmente:
“Todo sugiere que el pánico de Su Señoría a enfrentarse con la alta probabilidad de que el cometido clave para la consumación de los atentados fuera desempeñado por un teórico servidor del orden ha sido estimulado por una Fiscalía cuya visión políticamente correcta de la masacre habría quedado descoyuntada por la detección de Kalaji. Si eso hubiera sucedido, las migas de Pulgarcito podrían haberse trocado súbitamente en piezas de dominó y elementos como la personalidad y conducta del coronel Hernando, la personalidad y conducta del comisario Sanchez Manzano – el que por tres veces parece haber engañado al Juez sin que éste pestañee-- , la proliferación de confidentes por todos los rincones de la trama y el propio papel del CNI con Huarte y otros agentes merodeando por las inmediaciones habrían empezado a ser vistos de otra manera por la ciudadanía. Y mi diagnóstico de que el 11-M se engendró muy probablemente en el seno –o por lo menos en el regazo—de los aparatos del Estado adquiriría una creciente virtualidad”.

SEGUNDO:
Para el desarrollo de esta teoría conspirativa” (también llamada “teoría conspiranoica” en otros foros), las personas y medios que en el presente escrito se demandan abren varios frentes de “sospecha”. La técnica utilizada es simple: se extraen datos sueltos del sumario 20/04, de forma descontextualizada e incompleta, deduciendo de ellos unas conclusiones asombrosas. Todo ello supuso un entramado de consideraciones, hipótesis, planteamientos y conclusiones que, en la presentación de las conclusiones de la Vista Oral del 11-M, fueron denominados por el Fiscal “juicio paralelo”. De hecho, desde la comisión de los atentados y a lo largo de estos tres años, el diario El Mundo ha publicado todos los días alguna noticia o dato relacionado con los atentados, por nimio que fuese, incluso reiterando las del día anterior, justificando tales publicaciones con su “empeño en conocer la verdad de lo sucedido.
Como decimos, son numerosísimos los artículos, columnas, “informes”, “dossieres”, etc, relacionados con la investigación del 11 de Marzo que aparecen casi cotidianamente publicados en el Diario EL Mundo. Gran “protagonismo”, muy a su pesar, lo ha tenido mi mandante, Juan Jesús Sanchez Manzano, como Jefe de la Unidad Tedax. Sobre él han recaído diversas acusaciones (periodísticas, se entiende) y se le han realizado imputaciones directas en varios temas relacionados con la investigación, alguno de ellos alejados de sus funciones como comisario o de las competencias de la unidad policial que él dirigía.

TERCERO:
Sólo se reflejan aquellas informaciones u opiniones que afectan directamente al honor e imagen de mi mandante, teniendo en cuenta que, en algunas de ellas, el daño a tales derechos se encuentra en el titular, subtitular o textos resaltados dentro del artículo; o bien, en el mensaje obtenido con la combinación de todos ellos. Ponemos en conocimiento de SSª, además, que se han incluido pequeños comentarios de otros colaboradores habituales del Diario demandado que, no siendo demandados en esta causa, ponen de manifiesto la increíble campaña mediática lanzada por este Diario contra mi representado.

Para una mayor claridad en la exposición, dividiremos la presente demanda por materias, relacionadas con las líneas investigativas y las diversas imputaciones calumniosas e injuriosas vertidas contra mi representado. Dentro de esa división, pretenderemos fijar:
a) El hecho objeto de la noticia u opinión.
b) Las expresiones o mensajes lesivos relacionados con el mismo.
c) La falta de veracidad y ausencia de diligencia para contrastarla.

Asimismo, se dividen los ataques al honor de mi representado en bloques temáticos, siendo los mismos los siguientes:
3,1.- Supuesta relación del Jefe de Tedax con Carmen Toro
3,1,1.- Hechos objeto de la noticia
3,1,2.- Expresiones o mensajes lesivos
3,1,3.- Rectificación de la noticia
3,1,4.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia

3,2.- Existencia de metenamina en los análisis sobre explosivos de TEDAX y de Policía Científica
3,2,1.- Hechos Objeto de la noticia
3,2,2.- Expresiones o mensajes lesivos
3,2,3.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia

3,3.- Custodia. Análisis de las muestras (de explosivos)
3,3,1.- Hecho objeto de la noticia
3,3,2.- Expresiones o mensajes lesivos
3,3,3.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia

3,4.- Teléfonos Móviles de ETA
3,4,1.- Hechos objeto de la noticia
3,4,2.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia.

3,5.- Tarjeta de teléfono hallada en la bolsa de deportes de la estación de El Pozo
3,5,1.- Hechos objeto de la noticia
3,5,2.- Ausencia de veracidad y falta de diligencia

3,6.- Bolsa Mochila (Mochila de Vallecas)
3,6,1.- Hechos objeto de la noticia
3,6,2.- Informaciones publicadas correctas
3,6,3.- Ausencia de veracidad y manipulación de la noticia
3,6,4.- Actuaciones realizadas por TEDAX

3,7.- Radiografía
3,7,1.- Hechos objeto de la noticia
3,7,2.- Ausencia de veracidad y falta de diligencia

3,8.- Especial referencia a FERNANDO MUGICA.

3,9.- Sobre declaraciones en el Juicio

3,10.- Otras informaciones publicadas. Especial referencia a Federico Jiménez Losantos y a Luis del Pino.

3,11.- El Mundo después de la sentencia.

3,1.-SUPUESTA RELACION DEL JEFE DE LOS TEDAX CON LA IMPUTADA CARMEN TORO.

3,1,1.- Hecho objeto de la noticia
Comenzaremos por una información publicada que, sin apenas trascendencia para la investigación, fue ampliamente explotada por el Diario El Mundo a lo largo de varios editoriales, artículos y columnas: la supuesta relación de mi mandante con la mujer de uno de los condenados como autor de los atentados
de Madrid, Carmen Toro Castro.
El 14 de junio de 2004, la Guardia Civil pone a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 6 a varias personas detenidas en Asturias y relacionadas con tráfico de explosivos; también hace entrega de varios efectos incautados en los diferentes registros. Entre estos efectos había una agenda de
Carmen Toro, entonces esposa de Suárez Trashorras, con la inscripción: “582 20 53 Manzano”.

3,1,2.- Expresiones y mensajes lesivos
Sobre este hecho, aparentemente simple y que ninguna relación tiene con mi mandante, se escribe abundante y maliciosamente:
El 18 de junio de 2004, (DOC 3) como primer titular de la portada CARMEN TORO TENIA UN TELEFONO CON UN NOMBRE IGUAL AL DEL JEFE DE LOS TEDAX, en cuatro párrafos como subtitulares:
“La guardia Civil informó al juez de que a la esposa del minero confidente se le encontró una anotación con la referencia “Sánchez Manzano(Canillas).
El propio magistrado advirtió que esos dos apellidos corresponden a los del comisario de la Unidad de Desactivación de Explosivos. Del Olmo marcó personalmente el teléfono y le contestó un policía que investiga el caso a sus órdenes.
Este agente aseguró al juez que utilizaba como seudónimo esos dos apellidos y que le facilitó a la confidente ese teléfono de contacto”.

El artículo escrito por Casimiro Garcia-Abadillo, continúa en la página 8.
En esa misma página 8, “Una suma inverosímil”, escrita por Victoria Prego, (DOC CUATRO)
“Todo esto es asombroso. Vamos de sorpresa en sorpresa y de duda en duda. Es increíble, o directamente inverosímil que una sujeta dedicada al trapicheo tenga en su poder un teléfono con un nombre que coincide precisamente con el del jefe de los Tedax. Es inverosímil que un subordinado policial le copie el nombre a uno de sus mandos para hacerse un alias. Mucho más inverosímil es que el propio mando le haya proporcionado a la sujeta su auténtica identidad y un teléfono con la dirección de la sede policial en Madrid…”

Ese mismo día, en la página 3, sección de opinión, (DOC CINCO) con el título:
Los mandos deben de comparecer ante la comisión”, entre otros párrafos consta:
“Y es que es imposible no echarse las manos a la cabeza al conocer que Carmen Toro –la esposa del minero Suarez Trashorras quien además de proveer de explosivos era confidente de la Policía- tenía en su poder un
papel en el que, junto a un número de teléfono, estaban anotados los apellidos coincidentes con dos del jefe de la unidad encargada precisamente de la desactivación de explosivos…..”


3,1,3.- Rectificación de la noticia.
Al día siguiente, el 19 de junio del 2004 en la página 13, (DOC 6) en un artículo escrito por Manuel Cerdan con el título “La Policía cuestiona el proceder de la Guardia civil ante el juez” y subtítulo “Opina que nunca debió entregar al magistrado Del Olmo la información sobre el alias Manzano del agente de la UCIE sin verificarla previamente”.
En esta misma página con las iniciales C.G.A. se suscribe otro artículo:
Manzano”, no Sánchez Manzano” (DOC 7) iniciándose:
“Ayer, por error, en la información que aparecía en la portada de EL MUNDO, bajo el título..., De todas formas, cuando uno se equivoca tiene que pedir disculpas. Esta actitud…, sino un compromiso personal con los lectores de EL MUNDO, que creen en la veracidad de las informaciones que publicamos”.

Sin embargo, a pesar de que conocen ya los demandados que no es cierto que el apellido sea el de mi mandante, y que no es su número de teléfono, a pesar de haber rectificado el 19 de junio, reinciden sobre el mismo tema. Así, el 21 de junio Casimiro García-Abadillo, (que había desmentido dos días antes la noticia), en un artículo con el título “Los Enigmas Del Auto Del Juez Del Olmo”, (DOC 8) en el apartado 10, “El inaudito episodio de la anotación sobre Manzano”, escribe:
“…El hecho de que la Guardia Civil supuestamente no verificara a quién correspondía el número –un agente policial asignado al caso- no ha pasado inadvertido. Pero la explicación proporcionada al magistrado es sencillamente inverosímil, pues ningún inferior mantendría como apodo el apellido más singular de un superior que, además de trabajar en las mismas dependencias, ha tenido –como es el caso del comisario jefe de los Tedax Sánchez Manzano- una participación decisiva en la investigación del sumario en curso”.

El 6 de julio de 2004, en la página 11, en un artículo suscrito por Manuel Cerdán (DOC 9) “La hora de la verdad” dice:
“Juan Jesús Sánchez Manzano. Jefe de los TEDAX, el grupo policial especializado en la desactivación de explosivos. Comparece ante los diputados …Sánchez Manzano tendrá también que aclarar por qué Carmen Toro, esposa de Suarez Trashorras –el ex minero asturiano acusado de haber robado y vendido los explosivos utilizados en el 11-M-, tenía en su poder una nota con un número telefónico de las dependencias policiales de Canillas con la leyenda Manzano. Ese dato hizo pensar al juez Juan del Olmo que el número pertenecía al propio jefe de los TEDAX, aunque éste lo negó”.

El 8 de julio del 2004, en la página 10, con el titular: Zaplana dice que la versión sobre el alias de Manzano es muy rara, (DOC 10), se escribe:
“El portavoz del grupo popular en el Congreso….y puso en cuestión la versión del comisario Sánchez Manzano sobre la aparición de su segundo apellido en la agenda de Carmen Toro, la esposa de Emilio Suarez Trashorras, imputado por vender el explosivo a los terroristas”.
“Este asunto, declaro Zaplana a preguntas de este diario, “lo importante es que la información facilitada por el medio es cierta”. Y en este sentido subrayó, “es evidente que el hecho de que un inferior utilice el nombre de su superior como alias para una persona de la calle, es una versión tremendamente rara y difícil de entender”.

El 11 de julio del 2004, en un artículo suscrito por Cayetana Alvarez de Toledo, en la página 12, apartado “LA AGENDA DE CARMEN TORO”, DOC 11, dice:
“… Lo que no hizo fue ofrecer a la Comisión una explicación convincente de este hecho. Sánchez Manzano insistió en que “alguien de la UCIE” utiliza su segundo apellido como alias. La relación entre la confidente Carmen Toro y el Comisario Sánchez Manzano también queda, pues, pendiente de ser aclarada”.

El 18 de Julio del 2004, esta misma periodista, en un artículo, “Entre las filtraciones ilegales y la negligencia policial”, en el apartado “EL ENIGMA DEL TITADINE”, DOC 12, dice:
“…Eso es fundamental para determinar si Sánchez Manzano –cuya explicación de por qué su nombre figuraba en la agenda del confidente Carmen Toro, resultó poco verosimil- engañó o no a la Comisión”.

El 14 de noviembre de 2004, pagina 4, en el artículo escrito por Pedro José Ramírez Codina “La microcasete en su laberinto, (DOC 13):
“…¿Cómo es posible que el Juez Del Olmo se haya creído el cuento chino de que si tenía en su agenda el teléfono del jefe de los Tedax era porque un policía de los que la visitaron utilizaba como alias el segundo apellido del Comisario Sánchez Manzano y que la Comisión Parlamentaria haya ni siquiera tratado de aclarar el enredo?”.

En 16 de mayo de 2005, página 17, “Los agujeros negros del 11-M”, escrito por Fernando Múgica, DOC 14, dice:
“Pero lo más sorprendente es que, sin ser experto en explosivo apostara …., por la tesis de que el origen de los explosivos era Mina Conchita. Es más, el propio Manzano acudió a Asturias y participó sobre el terreno en la investigación del entorno del que presuntamente proporcionó los explosivos a los terroristas…”
Fueron miembros de la Benemérita los que resaltaron que en casa de la mujer de Emilio, Carmen Toro se había encontrado una agenda en la que estaba apuntado junto al nombre de Manzano un número de teléfono. El comisario salió al paso diciendo que el número correspondía a un Inspector al que llamaban por ese nombre. Los Guardias Civiles que llegaron desde Madrid a Asturias para investigar la trama de explosivos jamás se creyeron esa versión.”

El 14 de agosto de 2005, en la carta del director Pedro José, titulada Primera exposición razonada a favor de la reapertura de la Comisión del 11-M, DOC 15, dice:
“…O al menos tratar de aclarar quien y por qué permitió al ex minero telefonear a su mujer en las decisivas primeras horas tras su detención, desde un número junto al que ella apunto el segundo apellido del Jefe de los Tedax, Jesús Sánchez Manzano”. Pero esto no tiene el menor viso de suceder pues, a la vista de ciertos contenidos del sumario, cualquiera diría que una de las más contumaces aficiones del juez instructor es la de ser engañado por el comisario Manzano. Todo sugiere que eso ya ha ocurrido en al menos tres ocasiones y que Su Señoría se ha tragado la ocurrencia de que un policía de base que se trasladó a Asturias usaba como alias el frutal apellido de su jefe, ha dado por buena la explicación de que a los Tedax se les olvidó advertirle de que los cables del detonador de la bomba de Vallecas estaban desconectados y ahora parece comulgar con la rueda de molino de que si Manzano le informó falsamente de que en la mochila en cuestión había metenamina – explosivo militar hallado en la furgoneta de Alcalá- y de que este es un componente específico de la goma 2- cosa que, atención, no es así- fue por un “error de transcripción”.

El 2 de octubre de 2005, en la página 28, enmarcado en un artículo escrito por Manuel Marraco, (DOC 16), dice:
El jefe de los Tedax rechaza reproducir las explosiones del 11-M, hay otro titulado Los otros episodios de Manzano. En el apartado de EL contacto de Carmen Toro. En un registro a la imputada Carmen Toro se halló un número de teléfono junto a un nombre: “Sánchez Manzano Canillas”. Cuando el juez llamó, respondió un agente de la UCIE integrado en la investigación del 11-M. Le dijo que en varias ocasiones había empleado el nombre Sánchez Manzano como alias y que le había proporcionado el teléfono a Carmen Toro por si recordaba algún detalle relevante”.


3,1,4.- Falta de veracidad y ausencia de diligencia.
Esta afirmación del autor del artículo es absolutamente falsa. D. Juan Jesús Sánchez Manzano no ha hecho acto de presencia en Asturias por motivos profesionales y personales desde hace varios años. La investigación sobre el origen de los detonadores fue llevada a cabo mediante fuentes propias de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos (en adelante TEDAX), constando el resultado de las mismas en comparecencia del día 16-3-04, de Diligencias nr.1.304, instruidas por la Brigada Provincial de Información de Madrid e iniciadas con motivo de los atentados, Designamos los archivos y registros de la Unidad Tedax a los efectos probatorios oportunos, así como la totalidad de las actuaciones obrantes en el Sumario 20/04 del J.C.I. 6, actualmente en el Rollo 5/2005 de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

Puede verse por el iter descrito como, a pesar de haber conocido la verdadera noticia, a pesar de estar documentado y corroborado ante el Juzgado de Instrucción que el número de teléfono de mi mandante no se encontraba en la agenda de Carmen Toro, hasta el mes de octubre de 2005 continúan afirmando la existencia de una “relación” del Jefe de la Unidad de Desactivación de Explosivos con una de las imputadas en los atentados del 11 de marzo. La explicación verdadera es que el número de teléfono encontrado por el Cuerpo de la Guardia Civil en un registro en Asturias a Carmen Toro, corresponde a la U.C.I.E. (Unidad Central de Información Exterior) y la palabra “Manzano” al lado del mismo, ya se comprobó por el mismo Juez de Instrucción nr. 6, al día siguiente de recibirlo en el juzgado (15-6-04), que correspondía al “alias” utilizado por un Inspector (Sr.Parrilla) de la citada Unidad. Estas explicaciones las ofreció mi mandante de forma detallada en su comparecencia ante la Comisión de Investigación Parlamentaria del 11-M el 7 de julio de 2004, donde estaban presentes los medios de comunicación.

3,2.-EXISTENCIA DE UN COMPONENTE AJENO A DINAMITAS (METENAMINA) EN LOS ANALISIS DE TEDAX Y DE POLICIA CIENTIFICA.

3,2,1.-Hecho objeto de la noticia.
Otro tema “estrella” en las sucesivas ediciones de El Mundo desde la comisión de los atentados ha sido la “averiguación” del tipo de explosivo que estallaron en los trenes. La determinación del concreto explosivo que estalló en los trenes era, para los partidarios de la teoría conspirativa el dato fundamental para determinar su autoría. La banda terrorista ETA había utilizado en ocasiones anteriores el explosivo denominado Tytadine, en cuya composición esta la nitroglicerina. Los análisis efectuados el mismo día de los atentados por TEDAX y por Policía Científica arrojaban como componente mayoritario de los explosivos el nitroglicol, no la nitroglicerina. El nitroglicol forma parte de la dinamita cuyo nombre comercial es GOMA 2 ECO, pero no del tytadine.
La misma noche del 11 de marzo de 2004, se recibe en la Unidad Central, procedente de policía científica, los resultados analíticos del explosivo hallado en la furgoneta Kangoo y de la muestra patrón, obrante en el conocido informe 173-Q1-04. En el mismo constan los componentes de ambas sustancias, los cuales se corresponden con los de la dinamita Goma 2 ECO.
Con el objetivo de tener informado al Gobierno a las 22,30 horas de ese mismo día, tanto la Unidad Tedax como Policía Científica enviaron este informe pericial a la Subdirección Operativa.
Después de la desactivación de artefacto explosivo en Vallecas en la madrugada del día 12, se elabora una nota informativa que se envía a la Subdirección General Operativa –no al juzgado- sobre las 10,00 horas. En el apartado sobre sustancia explosiva de la bolsa de Vallecas se dice:
“En las pruebas analíticas, aún no finalizadas, los resultados obtenidos hasta el momento, confirman que se trata de la misma sustancia que la hallada en la furgoneta Renault, ya mencionada, que a su vez se corresponde con la muestra patrón de DINAMITA GOMA 2 ECO.”
Los laboratorios de TEDAX no habían hecho constar la presencia de la metenamina en las analíticas.
Al día siguiente, en la Unidad Tedax se recibe de Policía Científica el informe pericial sobre estos análisis, el 173-Q2-04, que, como el anterior, se remite por FAX a la Subdirección General Operativa y se adjunta a las Diligencias 1.304, ya referenciadas, que se incorporan al sumario el día 18 de marzo. En este informe figura expresamente:
“coinciden en todo menos en lo de la metenamina”

En dicha nota informativa del día 12 lo que se comunica es que, a partir de la muestra patrón, en los análisis queda establecido que ambas sustancias: la de la furgoneta Renault Kangoo y la de Vallecas, son DINAMITA GOMA 2 ECO. No se especifican componentes, ni se habla de metenamina.
El 16 de marzo se elabora otra nota informativa sobre varias cuestiones, una de ellas referida, de forma genérica, al explosivo incautado. En las conclusiones, al hablar de dinamita incautada (furgoneta y Vallecas) se toma como referencia el primer informe de Policía Científica, el 173-Q1-04 donde había aparecido metenamina. Esta nota informativa se remitió al superior jerárquico, no al juez Tedax elabora un informe pericial remitido al Instructor el 27 de abril de 2004. En él se utiliza tan sólo el primer informe de Policía Científica 173-Q1-04, donde consta la metenamina, así, dicen:
“En la correspondiente analítica realizada a muestras de la referida sustancia, en el Servicio Central de Análisis Científicos de la Comisaría General de Policía Científica, se detectó la presencia de Nitrocelulosa, Nitroglicol, Nitrato Amónico, Ftalato de Dibutilo, Metenamina y Carbonato Cálcico, componentes estos habituales de las dinamitas”.

A dicho informe pericial, remitido al juez, se ADJUNTAN los dos informes de P.C.: el 173-Q1-04 y el 173 Q2-04. En este último consta: “coinciden en todo excepto en lo de la metenamina”. La Comisaría General de Policía Científica elevó dichos informes por su propia cadena de mando. Y los remitió también al juez de instrucción.
Es decir, que los dos informes de Policía Científica habían llegado al sumario por tres vías distintas: instructor de diligencias, TEDAX y Policía Científica. Quien consultara el sumario (juez, fiscal, defensas, acusaciones…. y los periodistas que, por procedimientos inadecuados, tuvieran acceso al mismo) podía perfectamente contrastarlo en tres apartados o tomos diferentes.
Para la unidad central TEDAX, como Centro Nacional de Datos de Bombas, desde el primer momento, la presencia de metenamina carecía de importancia alguna y para el juez de instrucción también, ya que teniendo conocimiento al mismo tiempo que los TEDAX, no solicitó nuevos estudios sobre la presencia de esta sustancia hasta un año después, cuando a través del Juzgado Central de Instrucción, nº 3 que instruía el fallido atentado contra el AVE, la Guardia Civil solicitó información al respecto.
En base a esa petición, el juez instructor del 11-M requiere informe a Policía y Guardia Civil. El 20 de abril de 2005, la inspectora química elabora y firma un “Informe Pericial sobre Sustancias Químicas y Explosivos”1 , con el “visto bueno” de mi mandante, donde se da explicación detallada de la presencia de metenamina en la dinamita del resto de cartucho de la Kangoo y en la dinamita patrón, especificando que, desde un principio, fue considerada un contaminante, careciendo de relevancia en la investigación del explosivo. Al ser una sustancia ajena a la composición de cualquier tipo de dinamita, su inclusión podía ser obviada. Como veremos, así lo hizo la Guardia Civil.
En estas fechas (abril de 2005), el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil informa al Juzgado de Instrucción número seis, dejando meridianamente clara esta cuestión. Según escrito de conclusiones de 31 de octubre de 2006, de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, página 173, haciendo referencia a extractos de los informes de la Guardia Civil: 1526/Q/04 de 4 de agosto de 2004, sobre el explosivo del AVE y a su ampliatorio 1735/Q/05 de 28 de junio de 2005, dice: :
“Que tras efectuar en su día los análisis necesarios, se concluyó que los únicos componentes explosivos encontrados son los pertenecientes a la composición de la dinamita. También se detectaron metenamina y estearato de metilo, los cuales no fueron incluidos entre los resultados obtenidos por no ser inherentes a la composición GOMA 2 ECO, careciendo de carácter explosivo”.
Explica la presencia de metenamina en la Goma 2 ECO, de la siguiente forma:
˜ Los estudios realizados determinaron que dichos compuestos son el nitrato amónico y el nitroglicol. Una vez mezclados, siendo el metanol el medio de reacción y bajo las condiciones de trabajo del cromatógrafo de gases, se produce metenamina.
˜ La metenamina se genera “in situ” en el cromatógrafo de gases, descartando contaminación de los precursores en la planta de producción, o de la propia dinamita como consecuencia del almacenaje.

Es decir, la aparición de metenamina en los informes de Policía Científica no fue en ningún momento ocultada por la Unidad Tedax al Juzgado; dicho componente era un componente ajeno a la composición de los explosivos, y, posteriormente, la Guardia Civil explica la aparición de metenamina como reacción química en el cromatógrafo de gases. Todo ello es conocido por los demandados, que sin embargo, continúan realizado ante la opinión pública las más disparatadas tesis sobre dicho componente, imputando a mi mandante la manipulación de las muestras y de los resultados de los análisis.
Destacamos, además, que en todos los informes de los análisis de los TEDAX se refería la composición de los explosivos como “componentes genéricos de la dinamita”, no descartando ningún tipo de dinamita (goma dos eco, goma dos ec, titadyne….)

3,2,2.-Expresiones o mensajes lesivos
A pesar de la existencia de esta cadena de informes en la que, clara y meridianamente, constan: la ausencia de ocultación o manipulación de informes, la presencia de la metenamina por la generación en cromatógrafo y la irrelevancia de la presencia de esta sustancia, los demandados tergiversan y omiten parte del contenido de estos informes y omiten otros. Así mismo, presentan como negligente
o delictiva toda la actuación de mi mandante
sobre los informes realizados de análisis de explosivos y sobre las competencias de cada Unidad para realizar su trabajo.
Bien, ¿qué es lo que se publica de este incidente?. Se ha llegado a afirmar que mi mandante, como responsable de la Unidad, ocultó deliberadamente los verdaderos resultados de los análisis efectuados sobre las muestras de explosivos, para dirigir la investigación sobre la pista islamista y evitar así sospechas de intervención de ETA.
Después de la existencia en el sumario de todos los informes citados, veamos lo que se publica:
El 12 de agosto de 2005, se publica en portada: Los agujeros negros del 11-M” “Las mentiras de la metenamina, subtitulado: La policía dio datos falsos al juez sobre la composición de los explosivos, DOC 17, en el que Fernando Múgica dice:
“… con su tergiversación inicial no corregida a lo largo de todo un año, se potenció un hecho falso que, sin embargo, ha quedado impreso a fuego en los ciudadanos: los explosivos de la furgoneta y de la mochila de Vallecas eran idénticos. Así, ha intentado explicar Manzano esa falsedad en su contestación al juez, fechada el 20 de abril de 2005.

El 14 de agosto de 2005, en la Carta del Director de Pedro José Ramírez, titulada: Primera exposición razonada a favor de la reapertura de la Comisión del 11-M, DOC 18, dice:
“…cualquiera diría que una de las más contumaces aficiones del juez instructor es la de ser engañado por el comisario Manzano. Todo sugiere que eso ya ha ocurrido en al menos tres ocasiones y que Su Señoría se ha tragado… y ahora parece comulgar con la rueda de molino de que si Manzano le informó falsamente de que en la mochila en cuestión había metenamina – explosivo militar hallado en la furgoneta de Alcalá- y de que este es un componente específico de la goma 2- cosa que, atención, no es así- fue por un “error de transcripción”.

El 2 de octubre de 2005, en la página 28, enmarcado en un artículo escrito por Manuel Marraco: “El jefe de los Tedax rechaza reproducir las explosiones del 11-M, se publica otro titulado: Los otros episodios de Manzano. (DOC 19) En el apartado de “Un componente “fantasma”:
“…Al episodio de la radiografía le siguió el de la metenamina, un elemento que no forma parte de la Goma 2 eco, aunque sí de explosivos más potentes. Una petición de la Guardia Civil puso al magistrado sobre la pista de graves errores. El propio Sánchez Manzano tuvo que reconocer que era falso, como había informado, que los análisis de los componentes químicos de los explosivos encontrados en la furgoneta de Alcalá y los de la mochila de Vallecas indicasen que eran los mismos. En realidad, decían que la mochila contenía Goma 2 eco pura, mientras que en la furgoneta había aparecido la metenamina. Al final, Manzano borró del mapa la metenamina, alegando que se había producido un “error de transcripción” en los informes y que las muestras estaban contaminadas”.

El 19 de marzo 2006, pag. 4, en Carta del Director de Pedro José Ramírez, titulada: El ladrillo del padre de Amedo, (DOC 20):
“… A base de seguir enlazando circunstancias y rimando una fichas con otras es imposible soslayar, además, que el mismo Comisario Sánchez Manzano, a la sazón jefe de los Tedax, que ahora se ha descubierto que llevaba dos años guardando en su poder la “mochila de Vallecas” mientras ésta criaba y se reproducía, es también el responsable de que casi durante el mismo intervalo se le ocultara al juez la radiografía que mostraba la situación de los cables y es también el responsable de suministrar al instructor información falsa sobre la composición del explosivo, para hacerla coincidir –via metenamina- con la de los cartuchos de la furgoneta de Alcalá”.

El 25 de abril de 2006, Fernando Múgica, en el articulo titulado: Los agujeros negros del 11-M (XXIX), en el apartado: Mentira flagrante, (DOC 21) dice:
“ …No perderemos ni un minuto en recordar algo obvio. El informe sobre la coincidencia entre esa dinamita de la Kangoo y la encontrada en la mochila número 13 (la que se encontró y desactivó en la comisaría de Vallecas en la madrugada del 11 al 12 de marzo) estaba amañado”.
Continua, en la página 12, dando explicaciones sobre la misma materia y en el mismo sentido.
El 24 de junio de 2006, en sección de opinión, pag. 3: “¿Había o no metenamina en la Kangoo?”, (DOC 22) se escribe:
“… el jefe de los Tedax, Sánchez Manzano, despachó la mención a la metenamina como consecuencia de la contaminación de la muestra examinada. Sin embargo, existe la sospecha de que no hubo tal error, y que el explosivo utilizado en los trenes o al menos el localizado en la furgoneta no era el mismo que la goma 2 hallada en Vallecas. Lo más grave, en todo caso, es que esta duda clave no va a ser despejada…. Y, en cualquier caso, este episodio vuelve a poner de relieve lo turbia que ha sido la conducta de Sánchez Manzano en todo lo relacionado con el 11-M…

Ese mismo día, en un artículo firmado por Manuel Marraco, página 16:
“…Los sucesivos informes presentados al juez del Olmo por el comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano han ofrecido al juez versiones contradictorias sobre la composición de los explosivos. Desde la inicial coincidencia de ambos hasta la aparición y posterior desaparición de la metenamina…”

El 20 de julio de 2006, en página 3, editorial: “Manzano debe ser destituido, DOC 23:
“... Si la negativa de los Tedax o del propio Ministerio del Interior a hacer público aquel primer informe acrecienta la sospecha de que si se detectó nitroglicerina en los trenes –lo cual confirmaría que Sánchez Manzano mintió al juez Del Olmo-, el documento sobre la Kangoo coloca al jefe de los Tedax en una situación verdaderamente insostenible en la medida que apunta a una voluntad deliberada de manipulación de pruebas. …En todo caso, si en este ámbito se mantiene la presunción de inocencia, su reiteración en comportamientos turbios convierte este último episodio en la gota que colma el vaso…”.

En la página 8, Casimiro García-Abadillo suscribe un artículo (DOC 24) que dice así:
“El informe de los Tedax del día de los atentados ofrece un resultado técnicamente imposible…”
dice:
“Lo más probable, según apuntan dichas fuentes, es que Sánchez Manzano -, que, como se ha visto, tenía mucho interés en demostrar que el explosivo utilizado era Goma 2 ECO y no ninguno otro- enviara al laboratorio de Policía Científica una muestra patrón contaminada efectivamente con metenamina, y que la muestra remitida para el cotejo no fuera la que se obtuvo en la Renault Kangoo, sino una parte de la misma muestra que se mandó como indubitada.
Según esa interpretación de esa forma habría total garantía de que el resultado fuera inequívoco: una y otra serían iguales. Es decir, Goma 2 ECO, como Sánchez Manzano quería demostrar.
La fatalidad, sin embargo, le jugó una mala pasada…”.

El 23 de julio de 2006, en carta del director de Pedro José Ramírez: “No existen pruebas … ni existirán?, DOC 25, dice:
“…¿Quién podría objetar a que, correlativamente, tomáramos por mentirosos a Manzano y su ayudante en relación a la nitroglicerina, después de haberles pillado en una doble falsedad flagrante en relación a la metenamina?
Que nadie se me pierda porque lo de la metenamina es capital para demostrar el dolo, la intencionalidad aviesa con que, a juzgar por todos los indicios, el jefe de los Tedax trató de predeterminar el resultado de los análisis de los explosivos.... El que el ministro del Interior no se haya desembarazado aún de un presunto sinvergüenza y probado incompetente como Manzano pese a la demanda unánime de los sindicatos policiales, sólo puede obedecer a que entre ellos haya lazos inconfesables o, más probablemente, a que Rubalcaba trate de impedir que el gran público se entere del estado ruinoso en que ha quedado el sumario del 11-M…..”

El 25 de julio de 2006, en portada, un artículo suscrito por Casimiro García-Abadillo: “El sumario incluye los componentes de todos los explosivos menos los de los hallados en los tres” subtitulo: “todo lo que usted quiso saber sobre la dinamita y Sánchez Manzano se encargó de disfrazarlo”. DOC 26.
….. A esa hora, parecía claro que la intención del jefe de los Tedax era demostrar que el explosivo utilizado no era Titadyn, sino Goma 2 Eco, lo cual era fundamental para determinar la autoría del atentado y, por tanto, para condicionar el resultado electoral de los comicios que se celebraban el 14 de marzo…”

Continua el artículo:
“… ¿Es que acaso todas las muestras patrón que tienen en el laboratorio de los Tedax están contaminadas con metenamina? ¿Por qué Sánchez Manzano, en lugar de tomar nota de lo que le dijo la Policía Científica y ordenar nuevos análisis sobre los restos de la Kangoo, lo que hizo fue falsear el informe y afirmar que también había metenamina en el explosivo de la bolsa de Vallecas?”

En el apartado, Atentado del AVE:
“La Guardia Civil que investiga el atentado del AVE cerca de Mocejón (que, a su vez, instruye el Juzgado nº 3…) detectó la contradicción entre los distintos informes. Para empezar, en los análisis que realizó el laboratorio del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil no detectó metenamina en el explosivo que los terroristas habían situado en la vía del tren….”.

(Esto lo escribe un año después de que constara en el sumario el informe de la Guardia Civil diciendo todo lo contrario, como hemos referido anteriormente).

El 31 de julio de 2006, DOC 27 y 28, en la página 3 en la sección de opinión: Cuarto engaño policial al juez sobre el explosivo de la Kangoo, hablando de la metenamina:
“… Esa fue, por lo tanto, la primera vez que Del Olmo recibió datos falsos sobre esos pequeños restos de explosivos que en la tarde del 11-M cambiaron el rumbo de la investigación… Y del cuarto engaño damos cuenta hoy: en vez de la analítica contaminada se acaba de enviar al juez Del Olmo los explosivos del piso de Leganés. Sin duda para que no vuelva a tropezar con la metenamina… Si volviera a salir metenamina, quedaría en evidencia que la prueba no salió de la furgoneta sino del propio laboratorio de los Tedax”.

En portada de ese mismo día, en un articulo de Manuel Marraco, con el titular:
“La policía envía por cuarta vez al juez datos falsos sobre el explosivo de la furgoneta”.
Después en pagina 8, tras explicar que la confusión es de P.C., dice:
“ …Cuando meses después la Guardia Civil puso al juez en la pista de la metenamina, Del Olmo exigió un informe a Juan Jesús Sánchez Manzano, y el inspector jefe de los Tedax le dijo que la presencia de esa sustancia se debía a contaminación…”.

El 16 de diciembre de 2006, pagina 3, Editorial “Una destitución que deja en
el aire todo el sumario del 11-M
”:
DOC 29.
"…han sido nuestras investigaciones las que han revelado la actuación inquietante, confusa y negligente del ya ex jefe de los Tedax…
Pero también Sánchez Manzano es el responsable de uno de los episodios mas oscuros de la investigación: la contaminación con metenamina…. Entre todos los episodios en los que Manzano ha tratado de condicionar la actuación del juez…..el más chusco es el de la bolsa falsa que facilitó al instructor haciéndola pasar por la mochila de Vallecas, prueba clave del 11-M, que tenía guardada en su despacho,… Todas las actuaciones de Sánchez Manzano sólo pueden tener dos explicaciones: o bien estamos ante un jefe policial de una torpeza contumaz y de una insolvencia preocupante, o bien su conducta forma parte de una manipulación intencionada para establecer una interpretación del 11-M a toda costa. La destitución de Manzano deja en evidencia tanto del Olmo como la fiscal Olga Sánchez, que han dado por buenas sus manipulaciones y chapuzas…”

El 11 de febrero de 2007, DOC 30, en pag. 18, 11-M: LOS ENIGMAS LLEGAN A JUICIO , apartado 2.- LA COMPOSICIÓN, (no hay nombre de autor, aparece a modo de informe) en el 7º párrafo:
“…resulta altamente sospechosa la contaminación con metenamina detectada tanto en la Goma 2 ECO de la Kangoo como en la muestra patrón, significativamente remitida al laboratorio de la Policía Científica para su cotejo. Esa coincidencia podría explicarse porque ambas muestras procedieron del mismo explosivo aportado por la Policía”.

Párrafo 8º:
“La deliberada manipulación policial quedó patente cuando Sánchez Manzano –tratando de que todo le cuadrara- también incluyó la metenamina entre los componentes de la Goma 2 ECO de la mochila de Vallecas. Finalmente alegó un “error de transcripción”.

Párrafo 9º:
“Más recientemente aún, Sánchez Manzano entregó al juez la analítica de la Goma 2 ECO hallada en el piso de Leganés, haciéndola pasar por la de los gramos de la Kangoo, probablemente para que Del Olmo no volviera a reparar en que el misterio de la metenamina sigue estando pendiente de aclaración”.

Párrafo 11:
“La Guardia Civil informó meses después del intento de atentado contra el AVE de que a ellos también le había aparecido metenamina en la Goma 2 ECO hallada junto a las vías. Elaboró un informe en el que concluyó en que no hubo contaminación, sino que la metenamina se había generado en el propio laboratorio al someter a la Goma 2 ECO a ciertas pruebas. El tribunal ha pedido a los peritos que comprueben esa versión.

El 25 de febrero 2007, en la Carta del director, suscrita por Pedro José
Remírez
, pagina 4, DOC 31, Las dos caras de Hovstad”:
“… O que no tenemos el desparpajo de presentar como “muestra de Goma de 2 ECO proporcionada por la Unión Española de Explosivos a la Policía para su análisis” lo que no es sino el mismo trozo de dinamita ya aportado como supuesta “muestra patrón” en 2004 no por el fabricante sino por el destituido jefe de los Tedax Sánchez Manzano. Entonces estaba contaminada por metenamina y ahora –qué casualidad- por
dinitrotolueno”.


3,2,3.-Falta de veracidad y ausencia de diligencia
Se falta a la verdad cuando se atribuye ocultamiento o manipulación al Comisario jefe de los TEDAX, por las siguientes razones:

1. Desde la misma Unidad Central que él dirige, cuando se remite el informe TEDAX donde se incluye inadecuadamente la palabra metenamina -según ellos manipulado-, SE ADJUNTAN los dos citados informes de Policía Científica, donde consta la composición de la dinamita Goma 2 ECO en
ambos casos: furgoneta y bolsa de Vallecas, siendo en éste último el 173-
Q2-04, donde se dice: “coinciden en todo menos en lo de la metenamina”.

2. Por lo tanto, quien consultara el sumario, y leyera el informe TEDAX, también debió leer los informes de Policía Científica que se adjuntaban, contrastando sus contenidos; acción que hubiera impedido realizar las imputaciones contra mi mandante, siempre y cuando en los demandados hubiera imperado un recto proceder y se hubieran seguido las mínimas reglas del oficio.

3. De igual forma podían informarse a través este mismo informe 173-Q2-04, que también se había adjuntado a las Diligencias 1.304 de 11 de marzo de 2004, que son las primeras que se instruyen con motivo del atentado.

4. Por si esto no fuera suficiente, el 20 de abril de 2005, por la inspectora química de TEDAX se elabora y firma un “Informe Pericial sobre Sustancias Químicas y Explosivos, con “visto bueno” de mi mandante, donde se da una explicación: 1) a la presencia de la metenamina, 2) a su nula importancia para la investigación de los explosivos tipo dinamita y 3) a la irrelevancia de su constancia o no en los informes.

5. También obraba en el sumario el Informe Pericial conjunto del Cuerpo Nacional de Policía y el Cuerpo de Guardia Civil, de 24 de junio de 2005, que sobre el explosivo de la furgoneta Renault Kangoo dice:
“La presencia, a priori, de la metenamina, es significativa en cuanto a que la dinamita GOMA 2 ECO no incorpora esta sustancia, pero no es relevante para la identificación de sustancias explosivas, como se recoge en el Informe Pericial de 20 de abril de 2005, sobre...., en el que se determina que la presencia de esta sustancia es debida a una contaminación.”


6. Estas explicaciones son coincidentes con las de la Guardia Civil, dadas en esas mismas fechas, en las que se especifica que la metenamina también apareció en los análisis de la dinamita del AVE, aunque la obviaron en el informe, y que los restos de esta sustancia se generan en el cromatógrafo de gases, descartando contaminación de los precursores en la planta de producción, o de la propia dinamita como consecuencia del almacenaje.
Posteriormente, en la Vista Oral, los ocho peritos nombrados por el Tribunal hicieron la misma valoración. Así consta en su informe definitivo, folios 215 y 224, de 15 de mayo de 2007.
Como se puede observar lo publicado por El Mundo y transcrito más arriba, no coincide con la realidad perfectamente documentada y acreditada en las diversas actuaciones que se acaban de citar. Y el error que supone la inadecuada inclusión de la palabra metenamina en un informe TEDAX, sin relevancia alguna para la investigación y rectificado oportunamente, no justifica ninguna de las imputaciones realizadas. No hubo manipulación ni ocultamiento de NADA.

En cualquier caso, se observa claramente como, aun conociendo los datos del sumario (el diario El Mundo ha tenido acceso extraoficial al sumario desde el inicio de las investigaciones, como puede comprobarse), y poder hacer las comprobaciones necesarias, se ignoran los datos verdaderos y se publican, con absoluta falta de rigor, hechos inciertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evite insultos, guarde las mínimas normas de etiqueta y respeto a los demás sin por ello restringir las críticas por duras que sean. No se permite el spam, las técnicas troll ni la suplantación de nick.
Lo otro, las opiniones: cada cual es responsable de las suyas.

Si haces click en un vídeo lo verás arriba, antes del primer post. Música, sexi, humor, Sci-Fi...

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Atapuerca, Burgos, Spain