Se aceptan donativos, cohechos impropios y mecenas

jueves, 12 de marzo de 2009

José María de Pablo y La cuarta trama del 11-M

-Por Eulogio Paz.
Resulta asombrosa –y al mismo tiempo inquietante– la facilidad que tienen en el periódico El Mundo para contactar con terroristas condenados y entrevistarles. A los terroristas que les interesa, claro; a los que le beben el caldo. Es la particular contribución de este periódico a la lucha antiterrorista. A lo mejor lo han hecho y no me he enterado pero no me consta, por poner algunos ejemplos, que hayan entrevistado a los etarras 'Thierry', 'Txeroki', u Olarra Guridi, absuelto del asesinato de Tomás y Valiente por falta de pruebas. Lo digo con relación a la entrevista que Luis del Pino (¿negro peón, ex-peón negro?), le hace a Jamal Zougam el 9 de marzo. ¿Recuerdan –es sólo para que lo tengan en cuenta– la que le hicieron a José Emilio Suárez Trashorras y lo que éste dijo? José Emilio Suárez Trashorras hablaba así, en la cárcel, en marzo de 2005:
“Mientras el periódico El Mundo pague, si yo estoy fuera, les cuento la Guerra Civil española”.

El 4 de septiembre de 2006, el citado periódico publicó una entrevista con Suárez Trashorras en la que éste hace suyas las teorías conspirativas del PP y medios afines sobre el 11-M. “Soy una víctima de un golpe de Estado que se ha tratado de encubrir detrás de un grupo de musulmanes”, declaró. (José Manuel Romero y Ernesto Ekaizer, EL PAÍS).
José Emilio Suárez Trashorras ha contado, por lo menos, seis versiones distintas. En esas seis declaraciones, cuatro de ellas ante el juez, una en forma de carta manuscrita y la última en una entrevista que concedió a El Mundo, cambia su versión de los hechos hasta presentar relatos radicalmente contradictorios (José Manuel Romero, EL PAÍS).

La entrevista a Zougam coincide en el tiempo con la publicidad que El Mundo hace del libro La cuarta trama, escrito por un abogado de la acusación, José María de Pablo, del cual no entiendo qué hizo durante todo el tiempo que duró el juicio para a estas alturas sacar un libro en el que no se hace más que preguntas, la mayoría de las cuales se las respondieron en su momento y además están recogidas en la sentencia. La publicidad de El Mundo sobre el libro comienza así: "El abogado José María de Pablo argumenta..." Craso error. Lo que tiene que hacer –lo tenía que haber hecho en el juicio– es más probar y menos argumentar. Vean si no el "repaso" que el juez Bermúdez le da a De Pablo en una de sus intervenciones en el juicio, en la Web.

Pero con todo, lo más curioso, chocante, irrisorio y grotesco, es lo que el propio De Pablo dice:
"Estoy convencido de que el juicio del 11-M ha servido para mucho, y que el balance final es positivo"

¿...? ¿Tanto rollo para terminar diciendo esto? La verdad es que no hay dios que le entienda. Es tal el cacao, el embrollo y la confusión que tiene entre las diferentes X (cuatro por lo menos, incluso siete) incógnitas, tramas, retramas y requetetramas, que al final de tanto barullo no concreta y prueba quién es la cuarta trama. Es más, son sus propios argumentos los que poco a poco se van convirtiendo en una trama –no sabría decir que número– en la que, queriendo envolver a los demás, termina por quedar enredado.

Así es que voy a ver si le puedo echar una mano y ayudar en algo. Por lo que me cuentan, en los últimos meses un grupo de personas, 25 más o menos –Madrid tiene más de 6 millones de habitantes– se reúnen en Atocha todos los 11 de cada mes porque quieren "saber toda la verdad del 11-M". Se presentan como Peones Negros Libres (debe haber otros Peones Negros que No Son Libres). Libre o no libre me parece muy reveladora la foto en la que el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, uno de los padres de la teoría de la conspiración y propagandista de los Peones Negros, aparece con una gorra de Peón Negro al tiempo que sostiene una camiseta del mismo grupo en sus manos. Pueden encontrarla en la Web.

Por lo demás, ya saben cómo a los peones, en el tablero del ajedrez, se les coge con los dedos por la parte de la cabeza, se les mueve de un lado para otro, se les maneja, se les sacrifica si conviene, y hasta se les puede convertir en reina, aunque sea sólo por un día. El caso es que en una de esas últimas reuniones de los Peones Negros Libres coincidieron a la misma hora, en el mismo lugar y a escasos metros de distancia, con un grupo –pequeño también– de gente que repartía propaganda que decía cosas como ésta:
"Los autoatentados del 11-S sentarán a Bush ante la justicia" o "El 11$ fue un autoatentado, tenemos las pruebas".

A mí, claro, esto me da que pensar. Y pienso en voz alta y digo: ¿cómo es posible que estos teóricos de la conspiración que se están estrujando el cerebro día y noche desde hace cinco años –y que a pesar de lo que dice la sentencia judicial no quieren aceptar quién ideó, planeó y organizó los atentados–, no se planteen que fue un autoatentado? Sí, sí, un autoatentado perpetrado por el Gobierno de entonces, el de Aznar, el del PP? ¿No será esa la cuarta trama? Aznar tendría una excusa perfecta para entregarse sin paliativos a la guerra total contra Irak.

No acabo de entender cómo El Mundo, la Cope, Telemadrid y De Pablo –y Soraya Saénz de Santamaría, portavoz del PP en el Congreso– no han hecho una investigación exhaustiva en esta dirección y, sin embargo, sí en un montón de ellas más que a la postre se han ido diluyendo, por no hablar de las que, una a una, han sido desmontadas en el juicio. ¿Tal vez para despistar y entretener al
personal? ¿Es que no les atrae la idea de explorar esta posibilidad? ¿Es que no les interesa? ¿Es que no vende periódicos? Ah, que conste que del autoatentado de Bush yo no sé nada. Yo sólo pretendo dar pistas a El Mundo y a De Pablo para que despejen las cuantiosas X que conforman la quiniela de sus cabezas.
Espero que a partir de ahora las tengan en consideración.

No quiero terminar este escrito sin recomendarles el interesante artículo de Fernando Reinares en El País de fecha 11.03.2009 titulado ¿ACASO EL 11-M NO SE FIJÓ EN BRUSELAS? Los atentados de Madrid no fueron obra de una célula local de inmigrantes magrebíes radicalizados. Hay múltiples evidencias de que detrás hubo una trama 'yihadista' internacional vinculada a Al Qaeda.

Fernando Reinares es catedrático de Ciencia Política en la Universidad Rey Juan Carlos e investigador principal de terrorismo internacional en el Real Instituto Elcano. Actualmente prepara un libro sobre el 11-M titulado Operación Trenes de la Muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evite insultos, guarde las mínimas normas de etiqueta y respeto a los demás sin por ello restringir las críticas por duras que sean. No se permite el spam, las técnicas troll ni la suplantación de nick.
Lo otro, las opiniones: cada cual es responsable de las suyas.

Si haces click en un vídeo lo verás arriba, antes del primer post. Música, sexi, humor, Sci-Fi...

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Atapuerca, Burgos, Spain