Se aceptan donativos, cohechos impropios y mecenas

miércoles, 30 de julio de 2008

Análisis de la sentencia del Tribunal Supremo sobre el 11M -3

Concluye con esta entrega el análisis de la sentencia emitida por el Tribunal Supremo el pasado día 17 de julio en la que atendía distintos recursos de casación planteados por las distintas partes del proceso, tanto acusaciones como defensas y Fiscalía. La serie no pretendía ser, y no es, una exposición completa de todos los aspectos del primer gran juicio sobre el 11-M.

Análisis de la Sentencia del Tribunal Supremo sobre el 11M (I)
Análisis de la Sentencia del Tribunal Supremo sobre el 11M (II)
Análisis de la Sentencia del Tribunal Supremo sobre el 11M (III)

Otras organizaciones yihadistas

El 1 de diciembre de 2004 declaraba el testigo protegido S 20-04-Y-26. Es un ejemplo de cómo se puede compartir, en mayor o menor medida, ciertos postulados ideológicos sin que esto pruebe la implicación directa en actos de terrorismo. El testigo, en compañía de Mouhannad Almallah Dabas y de otros amigos musulmanes, empezó a asistir a ciertas reuniones. En ellas conoció a distintos personajes: Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet (el Tunecino), Moutaz Almallah Dabas, el doctor Abdula, Mohamed el Mauritano, el jeque Hicham Tensamaní (imán del pueblo toledano de Portillo), Aburrahman, Mustafa Maymouni (cuñado de Sarhane) y varios más. Todos ellos se referían a sí mismos como los "Ijwan al Shuhada", es decir Hermanos de los Mártires. Moutaz era el jefe de dicho grupo; y luego, con un nivel parecido de autoridad, estaban Mouhannad y Sarhane el Tunecino. Cuenta el declarante que Sarhane estaba orgulloso de su amistad con Hicham Tensamaní, el jeque e imán de Portillo, que era la persona a la que consultaba sus dudas religiosas y/o yihadistas. Las preguntas y las respuestas, dice el testigo, se referían a los «hermanos musulmanes» que morían en Irak, Afganistán y Palestina.

Sin darle mayor relevancia, la anécdota sí describe un denominador común de estos yihadistas de tercera generación en la órbita de Al Qaeda:
Es posible apreciar la existencia de otros grupos, bandas u organizaciones en los que, aunque inspirados en el mismo sustento ideológico, tanto su estructura como su actuación son independientes de aquella fuente [Al Qaeda], de forma que disponen de sus propios dirigentes, obtienen sus propios medios y eligen sus objetivos inmediatos.

Entre los acusados, algunos condenados ya por su pertenencia a otras organizaciones terroristas:
También dentro de la órbita ideológico-religiosa de Al Qaeda, pero sin relación con las actividades de los ocupantes del piso de Leganés. Así, Hassan El Haski, como dirigente del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), y Youssef Belhadj principalmente por sus actividades proselitistas orientadas a conseguir miembros dispuestos a hacer la yihad siguiendo las consignas ideológicas de Al Qaeda, pero sin que el Tribunal de instancia haya considerado acreditada ninguna relación con los atentados del 11 de marzo de 2004.


Irak y Afganistán

La relación de este yihadismo con Irak y Afganistán resulta evidente en la Sentencia. Por ejemplo, en la apelación de Suárez Trashorras dice lo que sigue:
[Trashorras] ya había suministrado explosivos a Jamal con anterioridad, según los hechos probados; además, en fechas cercanas al 28 o 29 de febrero, le entrega un importante cargamento de explosivos, tres mochilas cargadas en dos ocasiones, que recogen de la mina los propios compradores; en esa ocasión le recuerda que debe coger las puntas o tornillos; de los hechos se desprende que asimismo le facilitó detonadores en gran cantidad; conocía sus inclinaciones hacia la justificación de la ejecución de actos terroristas contra occidentales, habiendo criticado en ese sentido las actuaciones del Gobierno español en Irak.

La conexión internacional se recoge en los hechos probados, como aquellos concernientes a la huida tras la explosión y suicidio de los ocupantes del piso de la calle Martín Gaite de Leganés:
Mohamed Belhadj y Mohamed Afallah se marcharon precipitadamente de España y para ello fueron ayudados por Larbi Ben Sellam, quien el 8 de marzo de 2004 se había trasladado a vivir a Santa Coloma de Gramanet, Barcelona, al saber que lo buscaba la policía.

Que en marzo de 2005, Larbi Ben Sellam, conocedor de que Mohamed Afallah se había ido a Iraq y pretendía suicidarse en una acción terrorista, encargó a un discípulo suyo, Mohamed El Idrissi —al que había propuesto que se marchara también a Iraq— que comprase un teléfono móvil para facilitar la comunicación de aquel con su padre. Que realizó labores de adoctrinamiento con Mohamed El Idrissi, al que pedía dinero para mandar a los yihadistas y le adoctrinaba sobre la necesidad de luchar en Iraq y Afganistán, y que tenía relación estrecha con Jamal Ahmidan, alias el Chino, con Mohamed Oulad Akcha y con Said Berraj, que iban a verle con frecuencia al mercado de Chamberí al final de la jornada laboral, donde mantenían reuniones donde hablaban de la necesidad de cometer acciones violentas contra los infieles. Asimismo frecuentaba el local de la calle Virgen del Coro gestionado por Almallah Dabas, en el que tuvo numerosos encuentros con Basel Ghalyoun

Este mismo Larbi Ben Sellam, condenado a 9 años por pertenencia a organización terrorista, es de quien la Sentencia explica hasta qué punto se identificaba con el yihadismo radical y su lucha en Irak o Afganistán:
Mohamed Larbi Ben Sellam es una persona muy radical que profesa un profundo odio a los estadounidenses e israelíes y que justificaba los atentados suicidas, llegando a admitir que si no hubiera tenido familia él mismo hubiera llevado a cabo un atentado suicida. También realizó labores de adoctrinamiento con Mohamed El Idrissi... Pedía a El Idrissi dinero para mandar a los yihadistas y le adoctrinaba sobre la necesidad de luchar en Iraq y Afganistán.

Tanto los terroristas afganos como los de Irak son fundamentalistas radicales pertenecientes a eso que la Sentencia llama la órbita ideológica de Al Qaeda. Así, en el recurso desestimado de Youssef Belhadj, el Tribunal cita especialmente la declaración de su sobrino, el coimputado y luego absuelto Mohamed Moussatem, que declaró sobre cómo Belhadj le contó que pertenecía a Al Qaeda y guardaba una importante cantidad de dinero para ayudar a la yihad en Afganistán puesto que los atentados del 11M «le parecían poco»:
Le contó que pertenecía a Al Qaeda; observó como guardaba una importante cantidad de dinero donde ya había más, diciéndole que era para ayudar a la yihad; le mostró videos de acceso restringido donde aparecían incluso el degollamiento de una persona; le había intentado convencer de la bondad de las tesis radicales terroristas; le había invitado a hacer la yihad en Afganistán, y le afirmó que sabía que Abdelmajid Bouchar había podido huir de España y que los atentados de Madrid le parecían poco.

Incluso en los recursos de imputados absueltos, como Almallah Dabas, se aprecia claramente el caldo de cultivo yihadista:
La declaración de los testigos protegidos Y-26 y W-18, que manifestaron que (Mouhannad Almallah Dabas) escuchaba canciones relativas a la yihad, que le había enseñado al primero, hermano de la segunda que era entonces su compañera sentimental, una película sobre la muerte en Afganistán y había manifestado en al menos dos ocasiones que no se quedaría tranquilo hasta que no derribaran las Torres Kio de Madrid.

Para el Tribunal esta no es una prueba de cargo suficiente, puesto que las declaraciones de los dos testigos protegidos no revelaron la inclusión de Almallah Dabas en ningún grupo o su participación por cuenta de otros en actos concretos de terrorismo. Dice la Sentencia:
Conocía a su interlocutor en la operación y receptor de los explosivos, el fallecido Jamal Ahmidan, alias El Chino, y era consciente de sus inclinaciones hacia la violencia contra los occidentales y su forma de vida. Incluso había presenciado algunas manifestaciones de aquel justificando los atentados mortales contra occidentales y alguna referencia a Bin Laden expresiva de su apoyo al uso de atentados con explosivos.

La procesada Carmen Toro Castro describió en sus declaraciones sumariales una discusión con Jamal Ahmidan el 26 de febrero de 2004 en la finca de Morata de Tajuña, en presencia del recurrente, en la que aquel sostuvo que formaban “el ejército más poderoso”, justificó los atentados a las torres gemelas de Nueva York y las acciones terroristas en pro de su religión y manifestó que “también estaban muriendo inocentes en Irak con el envío de las tropas españolas por parte de Aznar”.

Especialmente significativa —así lo dice el TS— sobre los objetivos de la banda terrorista 11M, es la frase pronunciada por Suárez Trashorras en presencia de Montoya, alias el Gitanillo, relatada por éste en sus declaraciones:
Cuando el día 28 de febrero, al salir de la mina el recurrente (Trashorras) y Jamal Ahmidan, el primero le dijo “acuérdate de coger las puntas o los tornillos que están a unos quince metros más adelante”.

Esa misma metralla es la que se halló en la mochila 13 y en todos los focos de explosión, como recoge el Sumario, entre otras referencias, en el Tomo 145, folios 53.800 y ss con un Informe pericial conjunto de TEDAX del CNP y GC, y también en los numerosos casos de víctimas con metralla o persistencia de metralla como causa de indemnización.

En el desescombro de Leganés se encontraron múltiples referencias a la yihad, tanto expresamente sobre Al Qaeda como sobre Irak:
Se recuperaron videos sobre campamentos de AL QAEDA y sobre la organización terrorista ANSAR AL SUNNAH, en concreto una referida al atentado contra los miembros del Centro Nacional de Inteligencia en Irak.

La implicación de los terroristas en la Yihad internacional queda perfectamente documentada durante el juicio, dándose la paradoja de que algunos intentos de las defensas han venido a afianzar la sentencia condenatoria y su inseparable relación con ese constructo ideológico y perverso llamado Guerra Santa:
El 17 de Marzo de 2.004 ... [Rafá Zohuier] va suministrando información que pone de manifiesto su conocimiento detallado del radicalismo de las ideas religiosas de Jamal Ahmidan. En particular, señala que, cuando viene a España, aquel experimenta un cambio total y da a entender que tiene contactos en Afganistán y que manda dinero a este país y a Chechenia.


Basel Ghalyoun

Absuelto. Fue condenado en 1ª instancia a 12 años por pertenencia a organización terrorista. Ghalyoun vivía en el local de Virgen del Coro con Mourabib Anghar y quien lo regentaba, Mouhannad Almallah Dabbas. Tenía una estrecha relación con el núcleo de la célula que se suicidó en Leganés, por ejemplo con Rifaat Anouar, que se refugió en su casa el día 11 de marzo de 2004. Basel estuvo censado durante un tiempo en otro domicilio, el del suicida Sarhane Ben Abdelmajid Fakhet en la calle Francisco Remiro de Madrid, donde compartía apartamento con Mustafa Maymouni, responsable del atentado contra la casa de España de Casablanca y actualmente preso en Marruecos.

Sus llamadas telefónicas le relacionan con los terroristas, así como un gorro usado por él y encontrado en el desescombro de Leganés. Ha llamado mucho la atención el informe pericial 2004D0259 sobre un parte de servicio de la empresa Euro-Asistent Integra, S.L., de fecha 27-02-2003. En el documento, Basel Ghaiyoun es el autor de las anotaciones manuscritas, incluyendo la palabra Ghaiyoun en seis ocasiones y Basel en otras dos. En la parte inferior aparecen firmas, e invertido y en un recuadro el número 629794388 que corresponde a Adnan Waki. Lo manuscrito por Basel Ghalyoun dice como sigue:
Qué es lo que tienes que ser.
Cuáles son los principios que tienes que seguir: el Islam.
Qué has realizado: Seguir la religión.
Qué hay en el proyecto: hacer caer los órganos que gobiernan en nuestro país islámico.

Y lo que me hace falta:
1- la ayuda de Dios el poderoso
2- dinero
3- las vírgenes

Qué tengo que hacer para sentirme feliz.
El trabajo por la religión, y la humillación a los incrédulos, a los enemigos de Dios y a los hipócritas, y matarlos.
Cuales serán según mi opinión mis puntos fuertes y los de debilidad.
Cómo me puedo aprovechar de mis puntos fuertes para servir mi religión.

Pese a la cantidad de indicios, el tribunal considera que las pruebas disponibles no demuestran que integrara efectivamente el grupo terrorista. Se refiere concretamente al que formaban, «al menos, algunos de los ocupantes del piso de Leganés». Es decir, que esas pruebas también podrían significar que los miembros de la organización terrorista trataban de captarlo y que, «incluso, habían avanzado hacia la obtención de su objetivo, pero no demuestran que aquel hubiera aceptado sus propuestas y se hubiera integrado en el grupo». En definitiva, de las pruebas practicadas, tal como son reflejadas en la sentencia, resulta que Basel Ghalyoun
es una persona de ideas radicales e incluso violentas, que se relacionaba con otras personas que sostienen ideas similares, lo cual, si bien debe ser claramente rechazado en nuestra sociedad y en cualquier otra caracterizada por un sistema de libertades, y puede constituir un conjunto de indicios que justifiquen una investigación e incluso la sumisión a alguna especie de control acerca de la progresión de sus actividades.


Mouhannad Almallah Dabbas

Absuelto. Fue condenado en 1ª instancia a 12 años por pertenencia a organización terrorista. Es hermano de Moutaz, que espera juicio por el 11M después de haber sido extraditado desde Londres. Su caso es parecido al de Ghalyoun, y, si bien la Sentencia reconoce sus inclinaciones «hacia determinadas ideas violentas relacionadas con la imposición del pensamiento propio del islamismo radical, así como sus contactos, más o menos intensos, con otras personas que pudieran participar de las mismas», al igual que sobre su compañero Basel «los datos disponibles igualmente podrían demostrar que los miembros de la organización terrorista trataban de captar al recurrente, sin que se haya demostrado que lo hubieran logrado».

Abdelillah El Fadual El Akil

Absuelto. Condenado en 1ª instancia a 9 años por colaboración con banda armada. Se le detuvo un día antes del suicidio de Leganés y estuvo en la casa de Morata. Además de otras cosas, se halló un teléfono en su domicilio con el que se contactaba con El Chino y con Mohamed Oulad Akcha, pero todo lo encontrado ha tenido que ser despreciado porque, a decir del Tribunal, los resultados del registro a su domicilio han quedado invalidados como prueba por una falta de justificación en el procedimiento.

Era íntimo de el Chino y compró un automóvil Volkswagen Golf a la familia Ahmidan que era utilizado para el transporte de explosivos. Abdelillah trasladó el automóvil desde Madrid hasta Ceuta pero no se ha podido probar sin lugar a dudas que lo hiciera con el único fin de ocultarlo. También se relaciona con el BMW que se encontró en Ceuta.

Lo que falta del 11M

A día de hoy hay nueve personas más imputadas por el 11M.

De ellas cuatro esperan juicio inminente:

Moutaz Almallah Dabas fue extraditado desde Londres en Marzo de 2007 y será juzgado en España.

Abdelilah Hriz será juzgado en Marruecos.

Hicham Ahmidan será juzgado en Marruecos. Huyó al país vecino días antes del 11-M, pero tras la orden de arresto internacional emitida por España fue detenido por las autoridades marroquíes en mayo de 2004.

Saad Huseini, a quien se intentó tomar muestras de ADN en Marruecos, pero se negó y de momento no hay novedades. La Audiencia Nacional sigue la investigación.

Tres lograron huir y están desaparecidos:

Said Berraj, marroquí, que no ha sido detenido. El 6 de marzo de 2004 abandonó su casa y trabajo en Madrid, y el día 12 comunicó que se marchaba a Marruecos para ir «al entierro de su hermana», pero la policía ha comprobado que no tiene ninguna hermana. Las FyCSE le vinculan con Al Qaeda a raíz de su reunión con tres presuntos miembros de la organización terrorista en Estambul, en octubre de 2000. Era amigo de el Chino y estuvo muy relacionado con el Tunecino.

Daoud Ouhnane, argelino, a quien se considera uno de los autores materiales de la masacre. En la bolsa de plástico hallada en la Kangoo donde se encontraron los siete detonadores, se encontraron también las huellas de Ouhnane.

Amer el Aziz (Outhman al Andalusi) está en busca y captura. Es miembro de Al Qaeda y uno de los principales enlaces de la organización en Europa. Está procesado por su implicación en el 11-S y buscado internacionalmente por el FBI. La policía cree que fue la conexión entre Al Qaeda y el grupo terrorista del 11M. Fue entrenado en los campos de Afganistán y posteriormente se instaló en Madrid hasta que, dos semanas antes de que la policía española detuviera a la célula de Al Qaeda liderada por Abu Dahdah en Madrid, noviembre de 2001, huyó de la capital con destino a Teherán. Volvió tres semanas después y desapareció. La policía encontró en su domicilio mucha información sobre Al Qaeda, Ben Laden, Abu Musab al Zarqawi, Mohammed Atta y Ramzi Binalshibh, terroristas implicados en el 11 de septiembre de Nueva York, así como Driss Chebli y los atentados de Casablanca.

Al menos dos de los implicados en el 11-M se cree que murieron en atentados suicidas en Irak.

Mohamed Afalah, marroquí, es asimismo un presunto autor material del 11-M. El 3 de abril de 2004 logró escapar del cerco policial de Leganés huyendo en el coche de su hermano Ibrahim a Barcelona, con Mohamed Belhadj. Ya en Barcelona, Mohamed Afalah le pidió a su hermano Ibrahim teléfonos de contactos en Holanda y Bélgica. Meses después, la policía pudo situarle en Irak:
Los días 17 de marzo y 30 de abril de 2005, Mohamed Afalah llamó dos veces al teléfono móvil reseñado sin conseguir hablar con su familia por lo que, finalmente, el día 12 de mayo de 2005 optó por llamar al teléfono de su padre, que estaba intervenido judicialmente y le dijo: "soy Mohamed, estoy en Iraq, perdóname". Las tres llamadas fueron hechas desde Iraq.

Se le considera muerto entre el 12 y 19 de mayo de 2005, en un atentado suicida en Irak.

Mohamed Belhadj, presunto autor material, fue quien alquiló a través de una agencia el piso de Leganés. La misma tarde del 11 de marzo Belhadj abandonó España, y regresó días después. Como ya he dicho, él y Mohamed Afalah huyeron a Barcelona tras el suicidio de Leganés en un coche propiedad del hermano de Mohamed. A propósito del recurso presentado por Mohamed Larbi Ben Sellam, recogen los hechos probados de la Sentencia que tras la huída ambos recalaron en Irak, donde, según se desprende de sus llamadas telefónicas murieron en un atentado suicida.
Tras la explosión y suicidio de los ocupantes del piso de la calle Martín Gaite núm. 40, planta 1ª, puerta 2ª de Leganés, Mohamed Belhadj y Mohamed Afalah se marcharon precipitadamente de España y para ello fueron ayudados por LARBI BEN SELLAM, quien el 8 de marzo de 2004 se había trasladado a vivir a Santa Coloma de Gramanet, Barcelona, al saber que lo buscaba la policía. En marzo de 2005, LARBI BEN SELLAM, conocedor de que Mohamed Afalah se había ido a Iraq y pretendía sucidarse en una acción terrorista, encargó a un discípulo suyo, Mohamed El Idrissi -al que había propuesto que se marchara también a Iraq- que comprase un teléfono móvil para hacérselo llegar al padre de Afalah con el fin de éste pudiera despedirse de él.

Se le considera muerto junto a Afalah entre el 12 y 19 de mayo de 2005, en un atentado suicida en Irak.

Descárguese la Sentencia del Tribunal Supremo en Hispalibertas.
PDF 961 páginas | 2.95 MB

Descárguese la Sentencia de la Audiencia Nacional en Hispalibertas.
PDF 706 páginas | 2.80 MB

Fin de la serie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Evite insultos, guarde las mínimas normas de etiqueta y respeto a los demás sin por ello restringir las críticas por duras que sean. No se permite el spam, las técnicas troll ni la suplantación de nick.
Lo otro, las opiniones: cada cual es responsable de las suyas.

Si haces click en un vídeo lo verás arriba, antes del primer post. Música, sexi, humor, Sci-Fi...

Loading...

Archivo del blog

Datos personales

Mi foto
Atapuerca, Burgos, Spain